Prisma empresarial

Incoherente ayuda humanitaria al exterior y crecimiento en los problemas internos

Inseguridad en todos los frentes, viento en popa

Por Gerardo Flores Ledesma

ESTÁ CLARO que el gobierno mexicano está del lado de los gobiernos dictatoriales, aunque a las decisiones que tome les cuelgue las razones humanitarias.

Mientras en México no hay medicinas para miles de enfermos, especialmente niños con cáncer, y que se comprueba con las protestas y luchas que han emprendido los padres de estos niños, desde que comenzó esta administración, el gobierno de López Obrador manda medicamentos, vacunas y víveres a Cuba, Bolivia, Venezuela, entre otras naciones.

Sin duda, somos candil de la calle y oscuridad de la casa, y estamos en la ruta de hacer encanijar a los socios comerciales. El que se lleva se aguanta.

Mientras declaramos la guerra verbal contra Israel en la ONU, y no hablamos de los militares en Birmania que derrocaron a un gobierno democráticamente elegido o callamos ante las protestas callejeras en Hong Kong, porque están en contra de China, o intentamos placearnos con Corea del Norte a nivel mundial, también nos congratulamos de querer exaltar y avalar a Nicolás Maduro, con el pretexto de que negociará con la oposición la ruta hacia la democracia en su nación, aunque todo el mundo sabe que es el mayor dictador de Venezuela y uno de los más grandes mentirosos de América Latina.

El gobierno de la 4T apoya sin cortapisas al régimen cubano, cuyo asalto al cuartel Moncada, en 1953, hoy se festeja, y cuya policía y servicios de inteligencia, al servicio de la dictadura, detienen, aplastan con brutalidad y encarcelan a los opositores desde que se instauró el régimen en1959.

Más allá de la descalificación contra esos gobiernos, como el de Rusia que mantiene a Vladimir Putin desde hace dos décadas sin ninguna señalética de caminos hacia la democracia, y aunque existan razones humanitarias para apoyar al pueblo de la isla caribeña, lo indignante es que el régimen de AMLO envíe cargamentos de ayuda a otras naciones, como si México fuera un país desarrollado, sin pobres, sin problemas de abasto en alimentos y medicinas y sin conflictos económicos.

López Obrador se sirve del poder como si fuera su negocio; da la impresión de que México le parece una empresa familiar o que puede disponer de sus recursos, sin admitir opiniones, rendir cuentas y medir consecuencias.

El régimen de López Obrador decidió enviar buques a Cuba, cargados con alimentos y medicinas, no sin antes subrayar que es un pueblo hermano, asertos que nadie discute. El problema es que aquí hay muchas carencias, como para tratar de quedar bien en el exterior, ignorando a muchos sectores de la población que desde el inicio del gobierno de AMLO han pedido su apoyo.

Hay que recordarle que cuando AMLO le pidió vacunas a Joe Biden, el presidente de Estados Unidos le respondió que así lo haría, una vez que terminara la vacunación en la Unión Americana.

Sí es importante saber si fueron 138 tráileres los que envió con producto embarcado a Cuba o planea enviar más. Es vital que informe si mandó las vacunas de AstraZeneca a los habitantes de la isla caribeña, y si los alimentos que ordenó mandar son de las mismas marcas que entregan, en forma de despensa, a las familias pobres de México.

La decisión la tomó AMLO y el asunto está concluido. Para eso es presidente y para eso lo eligieron los que votaron por él. Así es la democracia.

Lo que debemos recordarle al inquilino de Palacio Nacional es que así gobernaron todos sus antecesores a los que hoy quiere encarcelar. No debe olvidar que algunos de sus homólogos terminaron como embajadores en islas remotas, otros en países donde no los calentaba ni el sol, algunos más como asesores de empresas en el exterior, y los más suertudos en su casa, pero repudiados por una gran parte del pueblo bueno y sabio.

Hasta hoy, ese era el sino de los ex presidentes, sólo que ahora AMLO cambió la suerte de todos, incluso la suya, porque con una encuesta ahora se les podría iniciar juicio y llegar hasta la cárcel. El balazo en el pie, está en marcha. El destino de AMLO ya no será sortilegio, sino promesa segura de que sus no aliados encontrarán la forma de proceder contra él, como no lo hicieron Vicente Fox ni Felipe Calderón, porque les faltó valor, aunque había muchos datos, constancias y pruebas para ponerlo en la rejilla de prácticas.

*****

PUNTOS Y LINEAS

NO CEDE la inseguridad en carreteras, donde los robos de camiones cargados con mercancía, son noticia de todos los días…. SE DICE fácil, pero 7 mil millones de pesos no han ingresado en las últimas semanas a las arcas nacionales por la vía de las casetas de peaje, porque la toma de las mismas y el control de grupos delincuenciales para exigir cobros ilegales a quienes pasan por ellas, se ha convertido en un negocio multimillonario que muchos se reparten… LOS ROBOS a casas-habitación y de automóviles se mantienen en dos dígitos y el daño patrimonial es incuantificable.

*****

Escríbeme a: gfloresl13@yahoo.com.mx

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

Nos vemos y escuchamos en Canal 34 (TV Mexiquense), todos los jueves a las 22 horas, en el programa Va en Serio, con Carlos Ramos Padilla

P.D. No deje de informarse en https://redfinancieramx.mx y en https://claseturista.com.mx/

Artículo anteriorEquipo femenil de tiro con arco cierra dentro del top 10 en Tokio 2020
Artículo siguienteValija Viajera