ZONA CERO: ¿Y dónde están los poderes divinos?

Javier Divany Bárcenas

Si mal no recordamos los mexicanos, el 1 de diciembre de 2018 Andrés Manuel López Obrador al tomar posesión como nuevo presidente de los Estados Unidos Mexicanos hizo cien promesas que cambiarían la vida del país, y a pesar de haber utilizado los poderes místicos de grandes chamanes ya han pasado dos años y no se ve o se siente que haya habido cambios positivos, por el contrario se percibe un gran retroceso nacional.

En primera, la economía está del nabo en el país porque hemos decrecido hasta nueve por ciento, en parte por la pandemia y también por las malas políticas implementadas por el gobierno de la Cuarta Transformación (4T), de acuerdo con los índices financieros. Hechos que han pegado a los bolsillos y monederos de hombres y mujeres, pues lucen vacíos y los pocos recursos no alcanza para nada.

Segundo, la inseguridad que se acabaría con sólo alzar las manos y pedir a los delincuentes “abrazos no balazos”, perdonarlos y dejarlos en las calles, fue y sigue siendo irrisorio. El país se mancha de sangre a diario, el guachicoleo de combustible, la piratería, el tráfico de drogas y armas, los delitos de secuestro y asesinato de mujeres siguen y delitos de fuero común crecen.

De acuerdo con las cifras de delitos, estos primeros años al mando del gobierno de la 4T, el Observatorio Nacional Ciudadano, detectó que 2019 fue el peor año de violencia que se recuerde en homicidio, feminicidio, lesiones dolosas, narcomenudeo, trata de personas, entre muchos otros.

Y en 2020 las víctimas de homicidio doloso siguen creciendo, al igual que la trata y el narcomenudeo, a pesar de la reducción de delitos que atienden estados y municipios, las condiciones de seguridad y violencia siguen empeorando y todo por la ausencia de una estrategia no clara y la incongruencia por el desprecio para fortalecer a las instituciones, palabras del director ONC Francisco Rivas.

Pero ¿qué ha pasado con los cien compromisos? Según López Obrador asegura que ya cumplió con un 90 por ciento de ellos; sin embargo, la realidad es a la inversa, porque la transformación de la que habla y promete al pueblo no ha llegado ni llegará al menos por ahora.

Entre algunos de los cien compromisos podremos decir que la transformación pacífica y ordenada; acabar con la corrupción y la impunidad en el gobierno; convertir la honestidad y la fraternidad en forma de vida y de gobierno; no perseguir a nadie; regenerar la vida pública de México; evitar los delitos del porvenir y no hacer “cacería” a funcionarios del pasado, son promesas incumplidas.

Los cien compromisos que más bien parecieran un decálogo de scouts, no han transformado en lo más minino este país y a dos años del gobierno de Andrés Manuel, la situación se agudiza ante la falacia mental de quien dirige la nación, porque contrarrestar el modelo económico neoliberal como lo ha llevado a cabo  solo ha llevado al fracaso económico populista, y eso ha hecho que el circo siga su función y la crisis crezca en el país.

Hablar de libertad en el país para que las autoridades atiendan sus asuntos judiciales pendientes como lo desea AMLO, solo se viste en el poder que le ha conferido a las fuerzas armadas a quien ha confiado la seguridad pública y si no sólo hay que ver el papel de observantes como sucedió con el ex Secretario de Seguridad Ciudadana federal, Alfonso Durazo (hoy candidato por Sonora) y con el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, quienes solo saben decir “sí señor presidente”.

El hecho de reunirse con los padres del caso Ayotzinapa no significa que se haya resuelto el tema, sólo han sido encuentros; mientras, que en el caso del tema de la corrupción esta sigue presente desde las más altas esferas del gobierno, pues aún “no se barren las escaleras de arriba para abajo” y a dos años siguen sucias, y también los servidores públicos siguen robando y si no que se asomen al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

Según López Obrador pondría orden a la cúpula del poder ¿ya lo hizo? También Separaría el poder político del económico ¿ya lo hizo? ¿Cuándo? Tampoco ha cumplido en su promesa de representar a todos los mexicanos, él solo es para los morenistas y para los más pobres, no le interesa la clase media a quien ahora si la ha dejado entre los pobres. Hoy hay más de 3.5 millones sin empleo

Otra promesa incumplida fue el auténtico Estado de Derecho que impondría y que nadie estaría por encima de la ley, lo que es totalmente falso. Como ejemplo el eslabón más débil, la Agencia de Noticias del Estado Mexicano Notimex, en donde 250 trabajadores fueron despedidos injustificadamente a quienes violaron todos sus derechos laborales y humanos.

Donde la directora Sanjauana Martínez Montemayor, ahora considerada la persona más vil del gobierno de Andrés Manuel, sigue bajo la protección de la Secretaría de la Función Pública a cargo de Irma Eréndira Sandoval, de la Fiscalía General de la República a cargo de Alejandro Gertz, con el apoyo de la directora de La Jornada Carmen Lira y por supuesto desde la propia Presidencia, donde ha recibido el respaldo de AMLO, a pesar de todas las denuncias y acusaciones en su contra. Pero ¡NADIE por encima de la ley!

Son algunas de las promesas incumplidas de las cien. Hoy el país se tiñe de sangre por la violencia a manos de la delincuencia que no ha podido contener este gobierno, “herencia del pasado”. Más de cien mil muertes por Covid-19 la mayoría por negligencia gubernamental ante la falta de políticas preventivas y de contención y una crisis que de acuerdo a los expertos saldríamos dentro de seis o nueve años. El país está en crisis.

divanybz@yahoo.com.mx

@javierdivanybz