Vuelve la Compañía Nacional de Danza al Palacio de Bellas Artes con un programa dirigido por mujeres

Cultura
  • El público podrá apreciar las creaciones coreográficas de Yazmín Barragán, Rosario Murillo, Sonia Jiménez e Irina Marcano
  • Con cuatro funciones se presentará el 27 de agosto, a las 17:00 horas, 29 y 31 a las 20:00, y el 3 de septiembre a las 17:00; participará la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, con la directora chilena Alejandra Urrutia

La melancolía, el amor que no fue, la colectividad, la concepción del pensamiento femenino y el planteamiento de un universo coreográfico surreal son los temas que la Compañía Nacional de Danza abordará en su próxima Temporada 2023 en el Palacio de Bellas Artes.

A través del arte del movimiento, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, por medio de la agrupación de ballet, escenificará un programa dirigido por mujeres que se han destacado en la creación dancística y musical.

Yazmín Barragán, Rosario Murillo, Sonia Jiménez e Irina Marcano son las autoras de las cuatro obras que integran la siguiente temporada de la compañía codirigida por Elisa Carrillo y Cuauhtémoc Nájera, quienes por primera vez contarán con la colaboración de la actual titular de la Orquesta de Cámara del Municipal de Santiago, la chilena Alejandra Urrutia, maestra que se ha desempeñado de manera internacional como directora, violinista y educadora.

Con la participación de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, la CND presentará bajo el título Concierto para violín (Barragán • Murillo • Jiménez) – L.E.O. El espacio onírico (Marcano), cuatro obras en las que el violín y el arpa serán los instrumentos que guiarán cada uno de los movimientos coreográficos, mismos que serán interpretados por la violinista solista Angélica Olivo y la arpista principal Janet Paulus.

Danza inspirada, por un lado, en el Primer movimiento, Segundo movimiento y Tercer movimiento del único concierto que el compositor ruso Piotr Ilich Chaikovski escribió para violín, mientras estaba sumergido en una depresión a causa de la ruptura con su esposa Antonina Ivanovna Miliukova.

Y, por otro lado, una pieza cuyo punto de partida toma la música y el ritmo del Concierto para arpa -del compositor argentino Alberto Ginastera- y algunas de las esculturas y máscaras que la artista inglesa-mexicana Leonora Carrington creoì en México, durante los últimos años de su vida, para idear con iluminación, vestuario y coreografía un paraíso surrealista.

El Primer y Segundo movimiento, de las creadoras mexicanas Yazmín Barragán y Rosario Murillo, son obras que se estrenaron por separado en 2019 y 2020. Barragán, investigó lo que ocurrió alrededor de la creación musical de Chaikovski para montar “una pieza que representara la nostalgia con movimientos alargados y contenidos, dándole imagen a una emoción y sin contar una historia. Como es una pieza en la que la música viene por todas partes, traté de hacer cambios: salidas y entradas, elevaciones y movimientos a ras de piso, es decir, adentrarme a pasos contemporáneos ágiles y dinámicos.”

Mientras que Murillo pensó en una coreografía con un lenguaje clásico, más íntima: “Este segundo movimiento, que también llamó Nostalgia de lo que nunca fuimos, es unipersonal. Una pieza creada para una bailarina en la que se reflejan los sentimientos que podemos sentir al imaginar lo que pudo ser en una relación y que muchas veces vivimos tan solo en la imaginación y nos duele recordar; yo percibo esta Canzonetta como si la hubiera escrito para él, para escucharla y sentirla en la soledad de una pequeña habitación.”

En esta ocasión, la Compañía llevará por primera vez al público, y en la primera parte de su programa, el estreno internacional de Tercer movimiento, creación a cargo de la bailarina de la CND y poeta Sonia Jiménez, a la vez que reunirá en un mismo escenario la visión dancística de los tres movimientos de Concierto para violín.

“Al ser un proyecto muy femenino, este último movimiento del concierto de Chaikovski lo quise trabajar con puras mujeres, alrededor de 25 mujeres en escena donde ellas representan momentos de euforia, locura, entusiasmo, emoción; para mí el Tercer movimiento es el pensamiento femenino, la colectividad, la unión… creo que es la mente de una mujer a veces dispersa, a veces creativa, ordenada y guiada con los matices, las notas y la complejidad de la música que es bellísima”, afirma Jiménez.

Estreno de L.E.O. El espacio onírico

La segunda parte de esta temporada culminará con un segundo estreno mundial, L.E.O. El espacio onírico, idea de la creadora escénica y bailarina de la CND Irina Marcano, quien busca adentrar a la audiencia a un fantástico y extraordinario universo:

“La obra no tiene una narrativa lineal. Está dividida en los tres movimientos del concierto… yo la concibo como un cuadro, una pintura que cobra vida a través de la figura de El Quiromante, su personaje principal que, a su vez, tiene otro personaje, su sombra, y cómo ésta y sus pensamientos (las otras figuras que también verán en escena) empezarán a tener sus propias decisiones.”

Con cuatro funciones en total, se presentará en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes en agosto 27, a las 17:00 horas, 29 y 31 a las 20:00 horas, así como en septiembre 3, a las 17:00. Los boletos ya están a la venta en taquillas del recinto y en Ticketmaster*.

*2×1 a través de este sistema para las funciones del 29 y 31 de agosto.