Principal Cultura Vortex. Tiempos dislocados, experimento audiovisual sobre el registro de acciones, memoria y...

Vortex. Tiempos dislocados, experimento audiovisual sobre el registro de acciones, memoria y espectros en el Ex Teresa Arte Actual

72
Compartir

Ex Teresa Arte Actual, recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, inaugura la exposición Vortex: Tiempos dislocados, experimento audiovisual de Enrique Méndez de Hoyos para reflexionar sobre el registro de las acciones, la memoria y los espectros que persisten vinculados al Antiguo Templo de Santa Teresa a lo largo de su existencia, así como a las prácticas artísticas que dieron origen al actual museo del INBAL.
A través de cuatro videoinstalaciones, Méndez de Hoyos interpreta y reescenifica las tres obras que conformaron Manifiesta, muestra con la que se inauguró en 1993 el X’Teresa Arte Alternativo: Casualidad MCMXCIII de Felipe Ehrenberg, El pan nuestro de cada día de Helen Escobedo y Snake’s Erection de Marcos Kurtycz, además de la sesión espiritista La red que ciegamente tejen realizada en 2005 por la artista visual Pilar Villela.
El resultado es de cuatro videoperformances producidos este año, en los que se reinterpretan estas obras de arte acción e instalaciones a partir de documentos y registros del Centro de Documentación de Ex Teresa Arte Actual.
Un vórtice (o vortex en latín) es un campo vectorial que nos hace pensar en el movimiento espiral del tiempo; a partir de esta idea, la exposición propone una entrada a diversas dimensiones temporales a partir de sucesos que ocurrieron en un mismo espacio: la obra Los hilos de Felipe se inspira en el trabajo de Ehrenberg realizado en el entonces X’Teresa, así como en la fundación del Templo de Santa Teresa en 1616; Resurrección desde el escombro es una pieza que se inspira en el reciente sismo de 2017, tal como lo fue el de 1985 para El pan nuestro de cada día de Helen Escobedo.
El retorno de Cihuacóatl nos transporta a una alegoría de la diosa serpiente mexica que se conecta con el animal fetiche del artista Marcos Kurtycz, haciendo una reinterpretación de este notable artista de performance. Finalmente, Enrique Méndez de Hoyos realiza una reversión de La red que ciegamente tejen, performance-sesión espiritista que Pilar Villela realizó en Ex Teresa en 2005 y que ahora cuenta de nuevo con su colaboración (14 años después), en una pieza participativa en la que se adivina el destino a partir de una escritura azarosa que emana de un predictor de texto.
Bajo la curaduría de Julio García Murillo y Fernanda Dichi, Vortex. Tiempos dislocados propone la reinterpretación de elementos que forman parte de un cierto “patrimonio esotérico” del Ex Teresa. Mediante la producción de performances para cámara se articulan procesos como la recolección de vestigios, la transgresión de archivos, así como la reactivación y el desdoblamiento arquitectónico de la imagen y el sonido en el espacio.
Para Ex Teresa Arte Actual resulta de amplio interés un proyecto como Vortex, porque a un cuarto de siglo de su creación y activación como un recinto dúctil a las energías vibrantes de diversas escenas artísticas, permite plantear a los visitantes preguntas sobre el arte no objetual, la temporalidad del acontecimiento y su relación con el registro, así como sobre la propia historia del Ex Teresa como espacio plástico que se transforma en la vigencia de cada acontecimiento artístico.
Vortex. Tiempos dislocados se inaugura el miércoles 14 de agosto a las 19:00 y estará abierta al público hasta el 6 de octubre en Ex Teresa Arte Actual, ubicado en Lic. Verdad núm. 8, Centro Histórico, Ciudad de México.