Vital, consumo de agua para lograr alimentación saludable: Issste

Nacional
  • Reduce riesgo de deshidratación, así como de enfermedades renales, infecciones de vías urinarias, fatiga, dolor muscular, entre otros
  • El CDN del instituto cuenta con báscula de composición corporal, para medir nivel de grasa, músculo y agua en el cuerpo y brindar atención especializada
  • Guiarse por la Jarra del Buen Beber ayuda a saber la cantidad de consumo en líquidos

Para lograr una alimentación saludable y mejorar los procesos metabólicos del cuerpo, es necesario hidratarnos de manera correcta; el agua es vital para reducir riesgos que afecten nuestra salud como enfermedades renales, infecciones vías urinarias, fatiga, dolor de cabeza, entre otras alteraciones que pueden agravarse con el tiempo, alertó el director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Pedro Zenteno Santaella.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación que se conmemora el 16 de octubre, este año con el lema “El agua es vida”, marcado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), el titular del instituto señaló que el organismo, desde el año pasado, implementó campañas preventivas para promover hábitos alimentarios y de hidratación que permitan nutrir saludablemente a la población.

A través de las campañas “Ya previssste, ya la hiciste”, que iniciaron desde el año pasado, el Issste cumple el objetivo de garantizar el derecho humano a la salud, así como involucrar a la población en mejorar su bienestar.

La jefa del Centro de Dietética y Nutrición (CDN) del instituto, María Cristina Rodríguez Márquez, explicó que este centro cuenta con una báscula electrónica de composición corporal, para medir el nivel de grasa, músculo y agua en el cuerpo de cada paciente.

“Esto permite tener una evaluación más exacta de nuestros pacientes; a través de este equipo podemos identificar exactamente el porcentaje de grasa y de esta manera realizar las intervenciones adecuadas. También nos brinda los niveles de agua, con el fin de detectar ciertos padecimientos específicos como enfermedades renales, retención de líquidos, entre otros”. Esto nos permite revisar cómo va el plan de alimentación en nuestros pacientes, detalló

Recordó que el CDN del Issste atiende a derechohabientes de manera gratuita y a población en general con un costo de 110 pesos por consulta. Para agendar cita, pueden llamar a los teléfonos: 55 5665-8056, 55 5606-0532 y 55 5666-7278.

El jefe de la Unidad de Atención Nutricia del Centro de Dietética y Nutrición del instituto, Elliot Fernández Cedillo, subrayó que la mayor composición de nuestro cuerpo es de agua, por lo que es vital consumirla adecuadamente para mantener un estado de salud óptimo.

La deshidratación desencadena diversas alteraciones como función muscular, problemas gastrointestinales, infecciones, entre otros. Por ello, es importante escuchar a nuestro cuerpo, es la primera señal; si tenemos resequedad en la boca y/o dolor de cabeza puede ser que nos falte agua, indicó.

Para lograr un buen consumo de este líquido vital, el especialista recomendó guiarse por la Jarra del Buen Beber, la cual especifica la cantidad sugerida a tomar de cada líquido. “Es una buena estrategia para tener una noción de cuánto estamos consumiendo”.

Fernández Cedillo especificó que por lo regular es necesario tomar de 1.5 a 2 litros por persona en promedio; sin embargo, quienes realizan actividad física deben reponer el agua que se pierde, sea antes o después del ejercicio.

Aquí en el CDN, dijo, las consultas son individualizadas, adaptamos el consumo por cada paciente y se le apoya para mejorar los hábitos. Ejemplificó que si está acostumbrado a tomar refresco, no es dejarlo de golpe, la sugerencia es iniciar con un litro diario y sustituir el refresco con agua mineral. Son estrategias que aplicamos en el centro para adaptar el cambio de hábitos de cada persona, concluyó.

El CDN pertenece a la Escuela de Dietética y Nutrición del Issste, la cual cuenta con un modelo de atención para la formación de nutriólogas y nutriólogos, y brinda servicio a derechohabientes y público en general.