Vigorizan cooperación en nanociencias la UNAM y la Universidad de Groningen

Cultura
  • Se lleva a cabo el Primer Simposio y la Primera Escuela de Verano de esa institución de educación superior de los Países Bajos, dedicado a la nanomedicina, bionanotecnología y biomateriales

Para facilitar a estudiantes de licenciatura y posgrado de la UNAM los avances en nanomedicina, bionanotecnología y biomateriales, a fin de mejorar el tratamiento, diagnóstico y prevención de enfermedades, inició el Primer Simposio y Escuela de Verano de la Universidad Groningen-UNAM.

El coordinador de la Investigación Científica, de la Universidad Nacional, William Lee Alardín, destacó que la investigación en estas ramas de la ciencia muestra la interdisciplina para el desarrollo de terapias o materiales, lo cual es sumamente útil para la medicina del futuro.

“El impacto de lo que harán en aprendizaje, procesamiento e intercambio con los colegas en esta semana tendrá un gran impacto en muchos niveles para el futuro y queremos que piensen en eso. Especialmente los estudiantes podrán hacer conexiones que pueden aprovechar en su vida: hablen con los ponentes, esta semana piensen en lo que ellos hacen y cómo ustedes podrían aportar algo”, recomendó el físico a los estudiantes y académicos reunidos en el Auditorio del Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM).

En un mensaje en video, el secretario General de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas, comentó que se trata de actividad importante para fortalecer el intercambio académico entre ambas instituciones.

“Con iniciativas como esta fortaleceremos los sólidos lazos que nos unen con la Universidad de Groningen; aprovecharemos lo mejor de la experiencia de nuestros académicos y académicas e introduciremos a nuestros estudiantes en discusiones de frontera”, comentó.

Al hacer uso de la palabra, el coordinador de Relaciones y Asuntos Internacionales de la UNAM, Francisco José Trigo Tavera, recordó que en abril pasado se celebró una década de colaboración con la Universidad de Groningen que hoy ofrece, además, la oportunidad de titulación doble para los alumnos de posgrado, por lo que se espera que después de este encuentro se amplíe el trabajo colectivo.

A su vez, el coordinador general de Estudios de Posgrado, Manuel Torres Labansat, agregó: la cooperación ha sido intensa con la delegación de los Países Bajos y permitirá generar nuevas alianzas que, en particular, beneficiarán a los estudiantes, con quienes se ha tenido un intercambio extraordinario, pues varios acceden a la doble titulación.

José Israel Betancourt Reyes, director del IIM, resaltó la participación de los estudiantes de licenciatura y posgrado en el encuentro, el cual tiene como objetivo complementar su educación y facilitarles los avances en nanomedicina, biomateriales y bionanotecnología, a fin de mejorar “el tratamiento, diagnóstico y prevención de enfermedades. Son los campos del conocimiento que prometen revolucionar la forma en cómo se comprende, trata y previene una enfermedad”.

Para el director del Instituto de Química (IQ), Luis Demetrio Miranda Gutiérrez, la ciencia, por definición, es global y su comunicación permite generar nuevo saber, por lo que la colaboración que se consolide en esta reunión permitirá avanzar hacia nuevos proyectos para los grupos de investigación.

Carlos Amador Bedolla, director de la Facultad de Química, celebró que se brinde atención a estos temas de gran interés para la comunidad científica. Prueba de ello es la participación de tres escuelas de la UNAM en coordinación con una universidad internacional.

Helder Almeida Santos, investigador de la Universidad Groningen, detalló que la Escuela de Verano busca fortalecer los lazos de trabajo en un campo tan multidisciplinario como es la nanotecnología. “Nos ayudará a llevar al siguiente nivel la atención de enfermedades, además de los diagnósticos y especialmente la prevención. Queremos encontrar nuevas herramientas para la medicina de lo que tenemos ahora y que fue retado fuertemente por la pandemia de COVID-19”.

Armando Hernández García, investigador del IQ, subrayó que otro de los propósitos es difundir entre los estudiantes la nanotecnología y nanomedicina para que cuenten con más iniciativas, a fin de trabajar estos temas en sus investigaciones, especialmente en Química, Física y Biología.

Yareli Rojas Aguirre, investigadora del IIM, coorganizadora del encuentro y quien lo inauguró, manifestó que en esta actividad académica se revisarán los potenciales usos y aplicaciones de estos materiales en sectores médicos, de ciencias de materiales y biotecnología; además de generar nuevas redes de colaboración; promover el programa de doble titulación entre la UNAM y la Universidad de Groningen.

La experiencia del Centro Médico de esa institución europea en el diseño de nanopartículas para combatir el cáncer, como inmunoterapia y ayudar a reparar el corazón, fue el tópico principal de la primera charla impartida por Helder Almeida Santos, titular del departamento de Ingeniería Biomédica, en esa casa de estudios.

El investigador planteó que la labor con nanopartículas se ha enfocado en el desarrollo de materiales capaces de llevar medicamentos de forma más eficiente al cuerpo humano, por lo que su equipo propuso la creación de nanopartículas de silicio, recubiertas por biocompuestos.