Principal Cultura Ventana abierta al tiempo por los primeros 45 años de la UAM

Ventana abierta al tiempo por los primeros 45 años de la UAM

49
Compartir

Una mirada que discurre por lo que fue y lo que es la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM): pasajes, historia y personajes permite reconocer el devenir, tanto en aulas y edificios, como en alumnos, profesores y trabajadores de la Institución.

Ventana abierta al tiempo, que se presentará en el patio central y las salas isópticas de la Unidad Xochimilco hasta el 11 de noviembre, testimonia e ilustra en fotografía la cosecha de una siembra que comenzó hace 45 años y sigue dando frutos: la celebración por el aniversario de esta casa de estudios.

Las instantáneas llevan de la mano por patios y corredores, los otrora salones de lámina y los modernos edificios con biombos y proyectores de última generación, sitios todos que sólo quedan en la memoria y aquellos que aún existen.

Como un juego transitorio, las fotografías van del blanco y negro de los años 70 del siglo pasado a un presente colorido que deja ver el paso del tiempo en el mobiliario, la traza urbana alrededor de la sede y en los rostros de sus fundadores.

El autor brinda una relectura de los espacios, situándose, por ejemplo, en los edificios “A” y “B” para mostrar la transformación de fachada y jardines, que se han poblado con arbustos y jacarandas que han crecido con la Universidad.

Las vistas áreas también son reveladoras, pues dejan ver la ampliación de las instalaciones, el desarrollo de la zona y el paisaje transformado, pero sobre todo la materialización de un proyecto educativo de largo aliento que comenzó como un sueño en 1974.

Esta memoria gráfica permite presenciar las primeras actividades académicas y administrativas en la Unidad Xochimilco: salones con cemento fresco y pizarrones recién estrenados en aulas que albergarían a las futuras generaciones de estudiantes.

También transporta al cine club rotativo, a la tienda de autoservicio, a los gallineros que se eternizaron para formar parte del paisaje, al salón naranja, a los cubículos y auditorios, a la Biblioteca, la Sala de Consejo Académico y otros lugares.

Además destacan los retratos de sus fundadores, los rostros que dieron vida a este proyecto, entre ellos Ramón Villarreal Pérez, Noé Hernández Valencia, Javier Esteinou Madrid, Margarita Baz y Téllez, Jesús Virchez Alanís, Beatriz Solís Leere, Margarita Castellanos Ribot, Víctor López Cámara y María Cristina Sánchez Martínez.

También se hacen presentes Salvador Vega y León, Nina Torres Baños, Cirano Reyes García, Juan de Dios González Ibarra, Gloria Eugenia Torres Ramírez, Roberto Eibenschutz Hartman y Alfonso Jiménez Inclán, entre otros personajes torales para la historia de la Institución.

Como versa en el texto introductorio de la muestra se trata de caminar en la historia, hurgar en los años pasados, los sentimientos y las experiencias que como individuos y colectivo se han vivido año con año hasta sumar cinco, diez, 30 y 45 para ser consecuentes con el pensamiento, las acciones y el futuro.

La exposición está integrada por 26 fotografías de 122 x 80 centímetros (cm), además de dos cubos colgantes con listones de colores: con cuatro imágenes de 122 X 240 cm. Las fotos antiguas son del acervo del Centro de Información y Documentación Específica de Xochimilco, recopiladas por su titular la diseñadora de la comunicación gráfica Cecilia Ezeta Genis, y las de color, de la autoría de Armando Hernández Caltenco, técnico de la Sección de Producción Audiovisual de la Unidad Xochimilco.