La doctora Velia Aydée Ramírez Amador, investigadora de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), recibió hoy el nombramiento de Profesora Emérita de esta casa de estudios, en reconocimiento a su trayectoria académica, la formación de recursos humanos de alto nivel y alto impacto de su trabajo en la consolidación de la patología y medicina bucal en México.

En una ceremonia realizada en la Rectoría General se declaró miembro de una generación de docentes que ingresó en 1974 a esta Institución y que participó de diferentes maneras en el Movimiento Estudiantil de 1968, “que quería un cambio, ya que las desigualdades sociales y el autoritarismo eran evidentes”.

Ante colegas universitarios, familiares y amigos dijo que desde su formación inicial como cirujano dentista “me convencí de la necesidad de vigorizar el diagnóstico en la educación del odontólogo” y por ello cursó estudios de posgrado que le permitieron fortalecer esa área, en una época en la que dicho campo era desconocido en México y en casi toda América Latina.

La investigadora habló de su entusiasmo por iniciar un proceso innovador en la UAM, que “ha sido mi casa, mi único trabajo por casi dos terceras partes de mi vida y que además de permitir y favorecer mi desarrollo científico y académico ha sido generosa en todos los sentidos, pues cumplí con otros objetivos importantes: ser mamá y concluir mis estudios de doctorado y posdoctorado”.

Con la Especialización, más tarde Maestría en Patología y Medicina Bucal, que ayudó a fundar, “contamos ya con un grupo de alto nivel académico y con una infraestructura envidiable, resultado de gestiones constantes para la mejora del espacio físico y la renovación del equipo”.

A pesar de que en México se han registrado avances en la participación de las mujeres investigadoras “falta camino por recorrer, pero se recorrerá”, pues si bien sólo 37 por ciento de los integrantes del Sistema Nacional de Investigadores corresponde a mujeres, en la Unidad Xochimilco este rango alcanza 46 por ciento.

En sus primeros 45 años, la UAM ha transitado un camino exitoso y contribuido al desarrollo del país en muchos sentidos, por lo que “estoy convencida de que continuará como una universidad de excelencia”.

Ramírez Amador –quien ha sido formadora de profesionales con un criterio humanista y compromiso social, así como precursora de la indagación en patología y medicina bucal en el país y guía de procesos universitarios de alta repercusión para la salud pública– añade a todos estos méritos el título de Profesora Emérita de la Casa abierta al tiempo, celebró el doctor José Antonio De los Reyes Heredia, secretario general.

En representación del doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la UAM, destacó la labor de la galardonada como mentora de muchas generaciones de alumnos, incluidos profesores del núcleo básico de la Maestría en Patología y Medicina Bucal, en la que ha dirigido más de 220 tesis.

Autoridad reconocida en su área y con más de 15 premios nacionales de indagación, perteneciente al Sistema Nacional de Investigadores, su trabajo científico se compendia en más de 70 artículos especializados, 12 capítulos de libros y cinco libros, mientras que su reputación internacional le ha permitido realizar más de 330 presentaciones en congresos especializados.

La implicación académica de esto se potencia al revisar el impacto de la ejecución de su principal línea de estudios: Manifestaciones bucales de la infección por VIH/SIDA, que ha propiciado la implementación de clínicas de patología y medicina bucal en los institutos nacionales de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMSZ) y de Enfermedades Respiratorias, así como las clínicas especializadas Condesa y Condesa Iztapalapa, además del Centro de Referencia y Detección Temprana de Lesiones de la Mucosa Bucal de la Unidad Xochimilco.

En una labor interinstitucional compartida con infectólogos, internistas y dermatólogos atiende y da seguimiento a más de nueve mil pacientes con VIH/SIDA, trastornos precancerosos, cáncer o enfermedades altamente transferibles.

Al encabezar actividades docentes, de investigación especializada y de servicio a la comunidad, mediante la suma de tantas voluntades, manteniéndolas durante más de 25 años ha demostrado convencimiento y entrega, que se acercan mucho al ideal universitario, subrayó.

En la ceremonia participó también el doctor Edgar Carlos Jarillo Soto, coordinador de los Posgrados de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, quien destacó que el nombramiento de Profesora Emérita a la doctora Ramírez Amador “es una de las formas de mayor honorabilidad en un sistema de valores con trascendencia para la vida de cualquier institución universitaria y, por supuesto, con profundo significado en las distinciones que otorga nuestra Institución”.

En el acto la acompañaron además de las autoridades universitarias, los doctores Elba Rosa Leyva Huerta, directora de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Juan José Calva y Sergio Ponce de León, del INCMSZ, y Alejandro García Carrancá, del Instituto Nacional de Cancerología.

La doctora Ramírez Amador nació en la Ciudad de México el 22 de marzo de 1947. Es cirujana dentista por la UNAM, maestra en Patología Oral por la Universidad de Londres, doctora Patología Oral por la Universidad de Sheffield, Gran Bretaña, y post-doctora por la Universidad de California, San Francisco. Realizó además estancias en la Universidad de Georgetown, Washington D.C. y en el Instituto de Fuerzas Armadas de Maryland.