La Comisión Permanente aprobó un punto de acuerdo por el cual condena enérgicamente los hechos ocurridos el pasado 1 de enero de 2019 en las playas de Tijuana, Baja California, donde agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos arrojaron desde su territorio, hacia nuestro país, descargas de gas lacrimógeno a migrantes centroamericanos.

En ese sentido, exhorta a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informe respecto de las acciones emprendidas sobre esos hechos y las medidas que prevengan su repetición, ante la inminente llegada de nuevas caravanas de migrantes.

Otro acuerdo pide que la citada dependencia, a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo e Integración Regional, impulse mecanismos e iniciativas de cooperación mediante programas bilaterales, que redunden en mayor crecimiento económico y desarrollo social de la región, a efecto de atenuar los desplazamientos masivos de centroamericanos que ponen en riesgo su integridad y seguridad.

Además, plantea que la SRE, bajo el principio de respeto, protección y promoción de los derechos humanos, aplique los objetivos del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, a fin de garantizar y salvaguardar los derechos de las personas migrantes que busquen ingresar a nuestro país.

Asimismo, que instruya a los embajadores de México en Estados Unidos, El Salvador, Guatemala y Honduras, organizar mesas de diálogo diplomático con las autoridades correspondientes, a fin de coadyuvar en la construcción de mecanismos legales, protocolos de actuación y programas de atención social con apego a los derechos humanos, que generen soluciones que incidan en la disminución de desplazamientos masivos. Asimismo, analizar la viabilidad de instalar oficinas de las agencias internacionales en materia de protección de migrantes en los tres países centroamericanos, en tanto se regule su situación migratoria.

Otro punto de acuerdo avalado solicita a la misma dependencia que a través de conductos diplomáticos correspondientes y con base en los principios de la autodeterminación de los pueblos, respeto, protección y promoción de los derechos humanos, la no intervención y solución pacífica de controversias continúen propiciando a través del diálogo y concertación, un acuerdo político entre las partes del conflicto en Nicaragua.

Finalmente, aprobó un exhorto que pide a la Mesa Directiva del Senado de la República, que en el ámbito de sus atribuciones, exhorte a la Comisión de Salud y de Estudios Legislativos, a analizar y dictaminar la minuta con proyecto de decreto que reforma los artículos 79, 83 y 425 de la Ley General de Salud, en materia de medicina estética, recibida el 29 de noviembre de 2016.