La gimnasta en trampolín Melissa Flores Garza se mostró contenta por los resultados obtenidos en los últimos meses con la selección nacional, razón que la motiva a mejorar su preparación y conseguir la contraseña a su primera justa panamericana, a celebrarse en Lima, Perú.

“Es una competencia muy padre para el país, serían mis primeros Panamericanos. El estar en Centroamericanos me animó a competir más y tener buenos resultados. Estoy muy motivada para seguir con los buenos resultados y mejorar en cada entrenamiento”, mencionó la deportista.

Flores Garza trabaja en nuevas rutinas y con alto grado de dificultad, ya que tiene en puerta el primer selectivo de la disciplina, el cual servirá para conformar la selección nacional que representará a México en los Campeonatos Mundiales, Copas del Mundo y Juegos Panamericanos.

“Estamos más enfocados en la rutina. Por lo mismo que son nuevas, es un poco más complicado hacerlas, en comparación de las que hacía antes. Quitamos dificultad en la segunda rutina para meterla en la primera, antes hacía dobles mortales y ahora metí un triple para que la dificultad total de las dos rutinas fuera más alta que la anterior,” detalló.

El coordinador técnico nacional de gimnasia en trampolín, Adrián Salas, dio a conocer que el proceso selectivo para los Juegos Panamericanos Lima 2019 será interno, ya que el país cuenta con una plaza en la rama femenil y dos en la varonil, por lo que este proceso iniciará en marzo.

“Nosotros ya contamos con dos plazas varonil y una en la femenil, para esto estaremos haciendo un proceso selectivo interno que va a constar de tres etapas, la primera será en marzo, en Guadalajara, la siguiente será en abril y la última durante el Campeonato Nacional, del 5 al 12 de mayo”, precisó.

Con la selección mayor, la neoleonesa llegó a sus primeros Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla 2018, donde conquistó la medalla de plata en la modalidad individual, sólo por detrás de su compañera de equipo, la jalisciense Dafne Navarro Loza, quien se quedó con la presea dorada.

“Nos fue bien, todos obtuvimos medallas; el hacer el primero y segundo con mi compañera Dafne (Navarro) fue algo muy bueno. Fue la primera competencia que no sentí nervios, sentí emoción”, explicó.

El 2018 fue un año de grandes triunfos para la gimnasia en trampolín, pues se logró la histórica medalla de bronce en un Campeonato Mundial, un hecho histórico, ya que, por primera ocasión, México se instalaba en una final en un evento de esa categoría.

“Es un resultado que no se esperaba, nunca se había llegado a una final en un campeonato mundial de mayores, entonces, el estar en esa ronda fue muy bueno y el ganar la medalla fue inesperado, pero al ver todo el trabajo que habíamos hecho, creo que nos lo merecíamos”, recordó.