El ejercicio participativo y de consulta que se lleva a cabo en el país y que conducirá a una reforma constitucional sobre los derechos de los pueblos indígenas y afromexicano, sentará las bases para forjar un nuevo pacto social, que no deje atrás ni excluya a nadie del desarrollo, aseguró la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Durante la inauguración del Foro Nacional de los Pueblos Indígenas y Afromexicano que se realiza este martes en el Museo de Antropología, en la Ciudad de México, la encargada de la política interior del país, refrendó que este proceso llevará hacia una reforma en la Carta Magna que abrirá la puerta a la integración social de los pueblos originarios.

Acompañada de la Subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, Diana Álvarez Maury, añadió que la justicia social es el compromiso del Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Gobierno de México, “dejar atrás las injusticias de antaño y asegurarnos que el progreso se distribuya de forma equitativa entre todos los mexicanos y mexicanas, sin importar su condición o su grupo social”, subrayó.

Para cumplir esta instrucción del Presidente –ratificó— la Secretaría de Gobernación se ha transformado de ser una dependencia de control social, hostigamiento y persecución a los líderes sociales, a convertirse en una institución encargada de coordinar esfuerzos para tender puentes entre el Gobierno y el pueblo.

Apuntó que Gobernación tiene ahora entre sus prioridades la de atender y trabajar junto a  los grupos que sufren violaciones a sus derechos humanos, y generar procesos de participación inclusivos para que se haga realidad la aspiración democrática de gobernar. “Tenemos la misión de escuchar y dialogar con las personas y comunidades para tejer lazos de cercanía, respeto y confianza para impulsar juntos, obedeciendo a la ciudadanía, la transformación de México”, añadió.

Bajo esta premisa, la Secretaria Olga Sánchez Cordero explicó que se emprendió un ejercicio participativo y de consulta para impulsar dicha reforma constitucional, y después de celebrar más de media centena de asambleas regionales, en las cuales se han escuchado a 68 pueblos indígenas y al afromexicano, continuó hoy este ejercicio inédito de escucha y deliberación, en la Ciudad de México.

La Secretaria de Gobernación reconoció el gran trabajo para convocar a los más de 2 mil representantes de los pueblos indígenas y a más de 23 mil personas que participaron en los 54 foros regionales. “La democracia participativa que impulsamos por instrucción del Presidente se construye desde abajo, junto a la gente, escuchando las demandas, opiniones y propuesta de los pueblos”, reiteró.

Agradeció a quienes han participado en este ejercicio, ya que recordó, el primer compromiso que hizo público el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el Zócalo de la Ciudad de México, fue dar atención especial a los pueblos indígenas de México. “Es una ignominia –dijo en esa ocasión— que nuestros pueblos originarios vivan desde hace siglos bajo la opresión y el racismo, con la pobreza y la marginación a cuestas. Este compromiso es solo un ejemplo de cómo el proyecto de transformación del país, encarna un profundo sentimiento de justicia social”.

Dijo que en el Plan Nacional de Desarrollo escrito personalmente por el Presidente, se establece emprender acciones para socializar el poder político e involucrar a la sociedad en las grandes decisiones nacionales mediante la democracia participativa.

En su oportunidad, el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, resaltó que ahora México cuenta con un Gobierno que tiene la capacidad de escuchar y dialogar, pero sobre todo, que tiene el compromiso de atender y resolver las demandas históricas de los pueblos y comunidades indígenas.

“Tenemos muy claro que ha llegado la hora de saldar la deuda histórica con nuestros pueblos y comunidades indígenas, y una tarea tan importante y tan noble no podía ser, nada más, obra del gobierno y las instituciones, tiene que ser una tarea fundamental de la sociedad, de nuestros pueblos y comunidades”, enfatizó.

Tras agradecer a la Secretaria Olga Sánchez Cordero y a la Subsecretaria Diana Álvarez Maury, por su compromiso y sensibilidad con el tema, Regino Montes mencionó que es necesario que la voz y presencia de los pueblos, esté reconocida en el pacto social que nos unifica a todos los mexicanos como es la Constitución Política.