Con la confianza que le generó ganar la medalla de bronce por equipos en los centroamericanos de Barranquilla 2018, el gimnasta Miguel Romero Molina trabaja para conseguir su clasificación a los Juegos Panamericanos Lima 2019.

El especialista en gimnasia artística realiza sus entrenamientos en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), donde trabaja la parte física, técnica y táctica, a fin de llegar en plenitud de condiciones al primer filtro clasificatorio de la disciplina, a celebrarse en el mismo CNAR en el mes de marzo.

El queretano comentó que se siente seguro de lo que ha trabajado con el equipo multidisciplinario para cumplir su meta de asistir al segundo certamen del ciclo olímpico, mismo que busca coronar en Tokio 2020.

“Me siento más motivado que el año pasado, tengo bastante probabilidad de dar mejor resultado, además cuento con un equipo unido en médicos, entrenadores, nutriólogos y psicólogos, va todo de la mano para llegar al sueño olímpico”, puntualizó.

La competencia dentro del equipo mexicano impulsa a Miguel Romero a dar su máximo esfuerzo y disfrutar cada entrenamiento, ya que el desempeño con el que trabajan sus compañeros lo motiva a mejorar.

“Los entrenamientos internos me motivan, porque cuando a mis compañeros les sale una rutina, sé que yo también lo puedo realizar; esa competencia sana nos ayuda a mejorar diariamente para llegar a buenos resultados”, dijo.

Artículo anteriorLa CONAMED recibe a funcionaria del Ministerio de Salud Pública de República Dominicana
Artículo siguienteSuma México plata y bronce en Grand Prix de Para Atletismo Dubai 2019