Con el objetivo de fortalecer el Sistema Nacional para el Desarrollo e Inclusión de las Personas con Discapacidad y crear un Registro Nacional que compile, procese, organice y mantenga actualizada la información de estos grupos vulnerables a nivel nacional, Nueva Alianza en voz de la senadora turquesa Rocío Abreu Artiñano, anunció la presentación de una Iniciativa en el Senado de la República.

La propuesta de reforma tiene como fin modificar la Ley General para la Inclusión de Personas con Discapacidad (LGIPD) para facilitar el acceso de estos grupos a los programas y beneficios dispuestos en la Ley. “Un registro nacional de personas con discapacidad a nivel nacional, para que a partir de esa información se pueda realizar la expedición de una credencial única”, destacó Abreu Artiñano durante el foro “Gente Pequeña en el Ámbito Legislativo”.

Reunidos en la Sala de Comparecencias de la Cámara de Alta, la legisladora aliancista adscrita a la bancada mayoritaria en la LXIV Legislatura, expuso que con ello se garantizaría su identificación “para el pleno ejercicio y protección de sus derechos, desde una perspectiva que incluya a los tres órdenes de gobierno y que privilegie la coordinación entre los sectores públicos, privados y social, además de generar un cambio cultural basado en los valores de solidaridad y responsabilidad”.

La senadora campechana señaló que para ello se requiere de una planeación adecuada, que incluya parámetros e indicadores representativos de las personas con discapacidad a nivel nacional, que se fortalezca el Sistema Nacional mencionado y se le dote de requerimientos funcionales como:

  • Orientar, informar e incluir a las personas con discapacidad en los diversos ámbitos nacionales, que propicien su inclusión efectiva y desarrollo integral
  • Promover su credencialización mediante un registro a través del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF)
  • Inscribir y acreditar a estos grupos ante las instituciones a cargo de los servicios y programas sociales en materia de discapacidad a nivel municipal, estatal y nacional
  • Coadyuvar en la integración y actualización permanente del registro del Sistema Nacional de Información, en coordinación con las entidades federativas
La información contenida en el registro, sería la base para la definición de las políticas públicas que diseñen, implementen y coordinen las dependencias y entidades de los tres órganos de gobierno, con el auxilio de las personas físicas o morales, de los sectores sociales y privados que presten servicios a las mismas, expresó.

Abreu Artiñano dijo que  proporcionar información oportuna y confiable, mantener una base de datos y un directorio actualizados y contar con información estadística real permitirá conocer cuántas personas con discapacidad hay, su ubicación y necesidades, para que accedan fácilmente a los programas de desarrollo, políticas públicas, sociales, culturales, recreativos, educativos, de salud y laborales.

“En México, algunos de los grandes retos a enfrentar en el desarrollo de esfuerzos de medición de discapacidad, es la presencia de la diversidad de datos y el alto grado de variabilidad de las estrategias aplicadas para medirla. Hay que tener la sensibilidad y la responsabilidad de poder identificar cuáles son cada uno de los tipos de discapacidad”, aseguró.

La legisladora de Nueva Alianza sostuvo que entre las ventajas que ofrece el acopio de la información se encuentran: la posibilidad de preparar tabulaciones para pequeñas zonas geográficas, el estimar casos sobre la incidencia, prevalencia y que sirvan como marco de muestreo para investigaciones más rigurosas.

En su oportunidad, la senadora suplente turquesa Evelia Sandoval Urbán hizo énfasis en que este instituto político sabe que falta mucho por hacer “en aras de hacer visible a quienes han sido ignorados en las políticas públicas, que se han visto apartados y segregados por barreras arquitectónicas, y a quienes en muchas ocasiones se les continúa negando la atención debida (hoy por Ley) como grupo vulnerable”.

Con la presentación de una tercera Iniciativa a favor de la gente de talla pequeña (y de todos los grupos vulnerables), en voz de Rocío Abreu, se buscará contar con un registro y padrón efectivos de personas con discapacidad, para que puedan ser acreedoras reales de las nuevas políticas públicas sociales planteadas tanto en la administración actual como en las posteriores, pronunció.

Pues fueron los representantes que acudieron al foro de: Fundación Gran Gente Pequeña de México, A.C.; Consejo Nacional Gente Pequeña México; Gente Pequeña de Sinaloa; Gente Pequeña de México A.C. en la ciudad de Guadalajara, Jalisco; Fundación de la Cabeza al Cielo y Precursores del Movimiento de Gente Pequeña en México, quienes sensibilizaron a todas y todos para que la batalla mencionada “signifique el respeto irrestricto de los derechos humanos”, comentó.

Asimismo, argumentó que la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de la Iniciativa que reforma el artículo 4 de la LGIPD para que las personas con trastornos de talla y peso fuesen reconocidas como “personas con discapacidad”, representó un enorme esfuerzo conjunto entre el entonces Grupo Parlamentario Nueva Alianza, las fundaciones y grupos mencionados y todas las fuerzas políticas que integraron la LXIII Legislatura en la Cámara Baja, “para darle forma y vida a un sueño de años”.

“Los trastornos de talla y peso debían ser condiciones tomadas en cuenta por la Ley como un tipo de discapacidad, ustedes nos sensibilizaron, lo entendimos, lo asumimos y lo logramos”, puntualizó.

A ese esfuerzo se sumó otra Iniciativa presentada por la legisladora turquesa Martha Garay Cadena, adscrita a la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, cuyo objeto consistió en “ampliar la definición de discapacidad” para dar entrada a las personas de talla baja, propuesta que (anunció) Rocío Abreu defenderá en el Senado de la República hasta verla convertirse en realidad.

“Quisimos y lo logramos, hacer visible a un grupo de la población que ha sido discriminado a lo largo de la historia por ignorancia y por costumbre. Con orgullo podemos voltear a vernos los unos a los otros y observar que hemos logrado ser parte de las Agendas Políticas, ya no sólo de un partido, sino de la nacional”, reconoció.

Además, agradeció a Katya Izquierdo Herrera, quien fuese coordinadora de asesores de este instituto político en la legislatura pasada de la Cámara, “por no quitar el dedo del renglón de esta lucha” y a la senadora campechana “por atender estas causas que nos unen”, pues los principios fundamentales de inclusión, igualdad y respeto a la dignidad de las personas nunca pasarán de moda, toda vez que una persona de talla pequeña ya no es invisible en México.

“Gracias por abrirnos este canal y momento de reunión con todos nuestros amigos de talla pequeña, que con gran orgullo nos dignificamos en representar ante el resto del Congreso y de la sociedad, en aras de visibilizar su lucha y celebrar los logros que la confianza y el compromiso pueden obtener”, finalizó.

En el evento, destacó la participación de miembros del Consejo Nacional de Gente Pequeña de México: Martha Elena Santos, presidenta; Margarita Castañeda Martínez, vicepresidenta; Catalina Gaspar Camargo, enlace legislativo; Lidia Patricia Olivares Hernández, coordinadora de Comunicación Social; Delia del Carmen Plascencia Lozano, secretaria; Laura Alma Casados Mata, tesorera; Ricardo Castro Torres, de la Comisión del Deporte; Guadalupe Gómez López, del consejo directivo de la Ciudad de México.

De Gente Pequeña de México, A.C. participaron: Rigoberto Heladio Madrigal, presidente en Jalisco; Jacob Zayas García, presidente en Veracruz; así como Julio Valle Alcántara, representante de Gente Pequeña Alcanza Estado de México; Fátima Berenis Beltrán Martínez, presidenta del Consejo Estatal de Talla Baja en San Luis Potosí y Marisela Herrera Aguirre, presidenta de la Fundación de la Cabeza al Cielo, A.C. de Guanajuato, entre otros.