Ante la proximidad de la temporada de huracanes y de otros fenómenos naturales que hasta ahora ocasionan cada año desastres sociales y multimillonarias pérdidas económicas en prácticamente todo México, la diputada Frida Alejandra Esparza Márquez demandó al gobierno federal una estrategia nacional que incluya acciones y programas verdaderamente preventivos y, en su caso, correctivos y eficientes.

Advirtió que, en ambos casos, tales acciones y programas deben ser ajenos a cualquier condicionamiento político o con fines de negocio para unos cuantos, y perjuicios y agravios para poblaciones con menores recursos, como ha sucedido hasta ahora.

En entrevista manifestó su respaldo a la reforma a la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano y apuntó que inevitablemente el territorio nacional es y será impactado por fenómenos naturales, pero ellos no deben traducirse en muertes, accidentes o afectaciones a la población.

Recordó que México, por la variedad de su relieve, riqueza de recursos naturales, cantidad de ríos, actividad de volcanes, movimiento de placas tectónicas y longitud de costas con frecuencia es impactado por fenómenos naturales.

Lo anterior, sumado a la ocupación o intervención inadecuada de territorios –sea por razones económicas o desconocimiento de los ecosistemas naturales-, así como a la falta de previsión y prevención, deriva en tragedias, desgracias e historias terribles, principalmente por sismos,  sequías e inundaciones.

Con base en informes de la Organización de las Naciones Unidas, recordó que México está entre las diez naciones con más afectaciones económicas por “desastres naturales”. De 1998 a 2017, por ejemplo, tuvo pérdidas por más de 46 mil millones de dólares.

En América, sólo le superó Puerto Rico, con pérdidas de casi 72 mil millones de dólares, y Estados Unidos, con 944 mil millones de dólares.

“Es sustancial que se lleven a cabo acciones de manera constante que no sólo pretendan resarcir el daño sino que se genere la educación y la infraestructura suficiente y adecuada para poder hacer frente a ciertos fenómenos naturales”, reiteró la legisladora perredista.