La senadora Patricia Mercado Castro hizo un llamado al Ejecutivo Federal para que a través del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida), publique la “Convocatoria pública para la implementación de estrategia de prevención focalizada del VIH y otras infecciones de transmisión sexual 2019”, que otorga financiamiento público a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC).

El punto de acuerdo, turnado a la Comisión de Salud, también exhorta a las secretarías responsables, de Relaciones Exteriores, Salud y del Bienestar, a presentar un Plan Nacional de prevención, detección, atención y erradicación, que atienda los compromisos internacionales de México en materia VIH/Sida.

En específico, hace referencia a la “Acción Acelerada: Pongamos fin a la epidemia del sida para 2030” de Onusida, y aquellos esfuerzos, políticas, programas y apoyos, que lleven a México a alcanzar las Metas 90-90-90 en el 2020.

Dichas metas, explicó, corresponden a: 90 por ciento de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico respecto al VIH; 90 por ciento de las personas diagnosticadas con el VIH reciban terapia antirretrovírica continuada; que 90 por ciento de personas que reciben terapia antirretrovírica, tengan supresión viral.

En nombre propio y de la senadora Alejandra Lagunes Soto Ruiz, del PVEM, Mercado Castro, de MC, subrayó que en febrero pasado el Ejecutivo Federal informó que no continuarían las transferencias de recursos del presupuesto a ninguna organización social, sindical, civil o movimiento ciudadano, para “terminar en definitiva con la intermediación que ha originado discrecionalidad, opacidad y corrupción”.

Además, precisa que “los apoyos para el bienestar del pueblo se entregarán de manera directa a los beneficiarios”, con lo que se afecta la relación del Estado con las 39 mil 674 OSC registradas, así como el acceso pleno a derechos de ciudadanos.

La cancelación del financiamiento, detalló la senadora Mercado Castro, impacta directamente los avances y estrategias nacionales en materia de control, prevención y atención a las epidemias y las personas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

Esto, agregó, afecta el modelo de coadyuvancia y financiamiento de las OSC actual, que dependen anualmente de la convocatoria para la implementación de estrategias de prevención focalizada del VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que el Gobierno de la República lleva a cabo a través del Censida.

La senadora Patricia Mercado aseguró que la suspensión de recursos a dichas organizaciones y el cambio de estrategia repentino podría tener un costo humano incalculable, especialmente sobre la identificación de nuevos casos y la asesoría necesaria de acompañamiento a personas con VIH y sus seres cercanos.

Artículo anteriorOEA Publica Informe sobre el Consumo de Drogas en las Américas 2019
Artículo siguienteCIDH saluda la moratoria en ejecuciones de personas en el corredor de la muerte en California, Estados Unidos