Pese al cierre fronterizo provocado por la COVID-19, miles de personas vulnerables y especialmente afectadas por la crisis sanitaria y socioeconómica abandonan Venezuela todos los días. Estos migrantes y refugiados necesitan urgentemente un mayor apoyo de la comunidad internacional, destacan dos agencias de la ONU de cara a una conferencia de donantes que tendrá lugar la próxima semana.

Durante la presentación del evento previsto para el 17 de junio, la jefa de operaciones de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) encargada del país sudamericano, Marie-Helene Verney, explicó que “la gente sigue cruzando”, pese a que las fronteras terrestres están cerradas desde hace más de un año.

Agregó que no se sabe con precisión la cantidad de personas saliendo de Venezuela ya que las fronteras están cerradas y la gente está usando puntos de cruce irregulares.

”Pero lo que estamos viendo en las últimas semanas es que entran a Colombia alrededor de 2000 venezolanos al día«, destacó.

Verney añadió que “estamos viendo muchas -y me refiero a muchas- mujeres con niños solos saliendo en este momento. ¿Y luego qué? Luego llegan y como han entrado de forma irregular, puede ser muy difícil, si no imposible, que consigan un estatus regular.»

La representante de ACNUR recordó que antes de la pandemia la mayoría de los refugiados -entre el 80 y el 85%- eran autosuficientes, pero recalcó que actualmente dependen de la ayuda humanitaria.

La conferencia, organizada por Canadá, ayudará a recaudar los 1440 millones de dólares solicitados por en el Plan Regional de Respuesta a Refugiados y Migrantes 2021 para proporcionar asistencia a 3,3 millones de refugiados y migrantes venezolanos y a las comunidades de acogida con mayores necesidades en 17 países de América Latina y el Caribe.

La pandemia supone un mayor riesgo para las mujeres y los niños venezolanos

ACNUR estima que uno de cada cuatro niños venezolanos se ha separado de uno o ambos padres, uno de cada tres se acuesta con hambre y que cerca de dos terceras partes no han podido continuar sus estudios durante la pandemia.

Los datos recopilados durante el último año también indican que las mujeres han sufrido un alarmante aumento de violencia doméstica, acoso y abuso sexual, así como de trata de personas.

A modo de ejemplo y en comparación con el mismo periodo de 2019, los casos de violencia sexual y de género contra las mujeres y niñas venezolanas durante la pandemia aumentaron en Colombia un 41,5%, y también crecieron casi un 70% los asesinatos de mujeres, dijo la Agencia de la ONU citando al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Canadá, sede de la próxima Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos.

El encuentro del 17 de junio busca resaltar los importantes esfuerzos realizados hasta la fecha por los países de acogida y la comunidad internacional para movilizar recursos adicionales.

El evento contará con la colaboración de ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), colíderes de la Plataforma Regional de Coordinación Interinstitucional para los Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V).

La Conferencia contará con la participación de donantes, países receptores, organizaciones internacionales, instituciones financieras internacionales, el sector privado y la sociedad civil, y prevé “hacer llegar las voces de poblaciones afectadas por la crisis”.

Los cuatro principales objetivos del encuentro son:

  • Destacar los importantes progresos realizados hasta la fecha.
  • Sensibilizar sobre las principales oportunidades, los ámbitos prioritarios y, los desafíos, incluidas las repercusiones de la crisis en las mujeres y las niñas.
  • Movilizar recursos adicionales.
  • Identificar las acciones futuras para mantener la atención en la crisis y ayudar a garantizar el cumplimiento de los compromisos.

Cabe recordar que desde 2015 más de 5,6 millones de venezolanos han abandonado sus hogares, y que unos 2,5 millones se han asentado en América, donde la mayoría eran autosuficientes hasta que llegó la pandemia provocando la pérdida de empleos, desahucios y un aumento de la violencia de género.

“Los datos sobre los refugiados y migrantes venezolanos son crudos: más de la mitad no tiene suficiente para comer, entre el 80% y el 90% ha perdido su fuente de ingresos, uno de cada cuatro niños es separado de su familia durante el viaje, y muchas mujeres y niñas se enfrentan a desafíos particulares, como la violencia de género y la falta de acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva», insistió Michael Grant, viceministro adjunto para las Américas de Global Affairs Canada durante una videoconferencia para presentar el evento.

La conferencia inicial mejoró las condiciones de vida más de 3 millones de refugiados

España y la Unión Europea organizaron conjuntamente la anterior conferencia en mayo de 2020. Las promesas de contribuciones durante el encuentro ascendieron a 2790 millones de dólares, incluidos 653 millones de dólares en donaciones.

El financiamiento sirvió para mejorar la vida de 3,18 millones de refugiados y migrantes venezolanos vulnerables. De este modo,1,9 millones recibieron ayuda alimentaria; 1,2 millones asistencia sanitaria; 907.000 recibieron protección; y 657 000 ayuda en metálico.

Artículo anteriorVacuna COVID-19: “No pido ninguna expropiación, pido justicia y cooperación”, enfatiza el Secretario General
Artículo siguienteEl 6 de junio se demostró el compromiso de la ciudadanía para integrar las mesas directivas de casilla