La UNAM manifiesta su preocupación y un abierto rechazo a la intromisión en la vida privada del reportero Emir Olivares Alonso, así como a las amenazas proferidas en su contra por parte de sujetos no identificados.

Esta casa de estudios pide que la autoridad competente se haga cargo de la seguridad y la integridad física del periodista y de su familia, y se pronuncia porque el caso sea investigado hasta sus últimas consecuencias.

La Universidad Nacional reconoce la dedicación y el profesionalismo en el trabajo periodístico de Emir Olivares, así como la independencia editorial del diario La Jornada, donde labora desde hace años.