Un viaje al pasado para mostrar el legado de algunos artistas del surrealismo en la obra El viaje de Bretón

Cultura
  • Montaje del Colectivo TeatroSinParedes que ofrecerá funciones del 7 de marzo al 14 de abril en el Teatro del Bosque Julio Castillo.

André Bretón viaja a México para dar una conferencia, pero nada sale como estaba previsto en “el país más surrealista del mundo” y se embarca en un viaje de lo más inesperado, en una sucesión de encuentros delirantes con los personajes más imprevisibles, como León Trotsky, Frida Kahlo, Remedios Varo, Siqueiros, Antonin Artaud y Pancho Villa, entre otros. Cuando lo que se espera no puede suceder, comienza lo que debe de imaginarse, más allá de la realidad. Y quien venía a “enseñar” el surrealismo termina en un viaje que revolucionará su visión y arrojará quizá un nuevo sentido a su existencia.

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través de la Coordinación Nacional de Teatro y el Colectivo TeatroSinParedes, presentan El viaje de Breton. Cien años de surrealismo. Una idea original y dirección de David Psalmon, con dramaturgia de Guillermo León. Su temporada se llevará a cabo del 7 de marzo al 14 de abril, jueves, viernes y sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas, en Teatro del Bosque Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque.

Esta historia se inspira en el viaje que André Breton realizó a México en 1938, con el fin de dar una serie de conferencias. “Con este proyecto decidimos reinventar y reinterpretar dicho suceso, transformando la conferencia en un acontecimiento imposible de acontecer ya que, por una razón u otra, siempre pasa algo que impide que se lleve a cabo. Como Breton no puede realizar la actividad por la cual vino a México, se embarca entonces en una serie de aventuras delirantes y de encuentros inesperados, a través del tiempo y del espacio”, dijo en entrevista el director David Psalmon.

“Este proyecto es una invitación al viaje, a utilizar el pasado y el legado de los surrealistas para cuestionar nuestro presente, trastocar nuestra visión del mundo y, quizás, dar un nuevo sentido a nuestra existencia. En una era donde la crisis ecológica planetaria, las guerras, las violaciones de las libertades individuales y el estallido de las desigualdades son de rigor, en los albores de la gran convulsión, El viaje de Breton nos recuerda el papel fundamental del arte para la construcción de un futuro distinto” finalizó Psalmon.

Por su parte, el dramaturgo Guillermo León comentó: “La obra está escrita en clave onírica y tiene la lógica interna del sueño… pero ese sueño no es escapista, sino motor: «Cuando el hombre quiso imitar el caminar, creó la rueda, que no se asemeja en nada a una pierna. Hizo surrealismo sin saberlo», dijo Apollinaire”.

León continuó: “Esta no es una obra histórica. La ‘historiografía’ es pretexto para el viaje personal: Al final de cuentas, Breton son las y los espectadores. La intención es que las y los asistentes se confronten consigo mismo”.

El elenco de esta obra está conformado por Bruno Mestri, Beatriz Luna, Roam León, Erwin Veytia, Lou Best, Itzel Tovar, Jorge Maldonado y David Psalmon.

Los diseños de escenografía e iluminación son de Sergio López Vigueras, el diseño de vestuario de Mario Marín del Río, el videoarte y dispositivo multimedia a cargo de Héctor Cruz Juárez, mientras que la música original es de Daniel Hidalgo Valdés y Francesc Messeguer.