Principal Deporte Un vestuario orgulloso: «Esta generación no baja nunca la cara»

Un vestuario orgulloso: «Esta generación no baja nunca la cara»

96
Compartir

Perder una final del mundo en el tercer minuto de descuento ranquea muy alto en la tabla de decepciones más crueles que pueda deparar el fútbol. Pero la sensación en el vestuario mexicano tras caer ante Brasil por 2-1 en la final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Brasil 2019™ era de orgullo.

Más allá de la bronca por la derrota, por haber estado solo a seis minutos de haber concretado el sueño, la pose era la de pecho dolido pero hinchado.

«Nadie daba un peso por nosotros y nos instalamos en la final, la jugamos. La perdimos pero estamos muy orgullosos”, le dijo a FIFA.com Josué Martínez, todavía con la casaca sudada puesta.

Todavía estaba en carne viva la imagen de los chicos mexicanos echados en el césped del Bezerrao, llorando decepción. Pero el mensaje era claro: “Esta es una generación con una mentalidad muy grande, que nunca baja la cara”.

Marco Ruiz, como líder de grupo, era el primero en ser tajante:”Tienen que estar muy orgullosos porque no es cualquier cosa ser subcampeón del mundo”.

La forma en la que su Tri fue evolucionando desde aque insípido empate ante Paraguay sin goles hasta la final lo tiene más que conforme.

“En base a ir superando adversidades, a ir creciendo en el torneo el equipo fue encontrando un mejor nivel. Al final no nos alcanzó. México juega como equipo. No necesitamos de uno o dos jugadores. A lo largo de todo el torneo me parece que el equipo demostró trabajo de conjunto para atacar, para defender y hoy no fue la excepción. Hemos hecho un gran partido”.

Ruiz, sobreviviente de michas batallas, sabe las heridas son parte del camino: «Nos debe servir para seguir creciendo y aprendiendo».