Ex Teresa Arte Actual, recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, inaugura la exposición Un símbolo es una verdad de la artista y fotógrafa cubana, radicada en México, Marta María Pérez Bravo que, a través de videos e instalaciones basadas en una selección fotográfica, aborda las relaciones entre cuerpo-espiritualidad y memoria-vida cotidiana para evocar historias de las monjas carmelitas que habitaron el convento de Santa Teresa la Antigua.
Esta muestra, realizada en el marco de FotoMéxico 2019, establece diversos paralelismos entre la santería cubana, presente en el trabajo de Pérez Bravo, y el carácter católico del Templo de Santa Teresa la Antigua; lo sacro y lo profano; la contemporaneidad con la tradición; la corporalidad y la espiritualidad, así como el arte de la memoria con el arte efímero. Pero dichas dualidades no buscan sobreponerse una a la otra, sino llegar a una comunión.
Las fotografías de Marta María cuestionan su propia existencia como imágenes fijas y se integran a la arquitectura de Ex Teresa con el uso de diversos soportes y técnicas que trascienden los límites de la fotografía tradicional, con lo que se propone una aproximación contemplativa e íntima compuesta por imágenes en movimiento en conjunción con gestos performativos vueltos fotografía del cuerpo de la artista.
Las imágenes e instalaciones de Marta María Pérez Bravo aluden a los votos de mujeres en búsqueda de una vida virtuosa, cuyo camino a la santidad se encuentra envuelto por la mortificación y el ascetismo; imágenes que no sólo evocan la vida de las carmelitas que en algún momento habitaron el ex convento de Santa Teresa, sede de Ex Teresa Arte Actual, sino que ponen en tensión la idea del cuerpo femenino y sus motivaciones espirituales.
En el contexto de FotoMéxico, que en esta edición dedica su temática a lo femenino, esta muestra nos aproxima a los rituales del cuerpo religioso de la mujer y provoca una reflexión sobre los afectos y efectos que, desde lo político y lo social, lo privado y lo público, inciden en la vida personal y colectiva de las identidades femeninas, buscando crear un espacio de diálogo para distintas voces y miradas interesadas en abordar temas como la sexualidad, la corporalidad, la identidad y los modos de vida en relación con lo femenino.
Un símbolo es una verdad, que contó con la curaduría de César Jerónimo González-Aguirre, se integra por 39 obras, conformadas por fotografías del catálogo de Pérez Bravo, pero también por videos e instalaciones realizadas exprofeso por la artista para esta muestra, entre las que se puede mencionar Peticiones, compuesta por el rastro de velas derretidas; Pecados, conjunto de ostias; y Deseos, cúmulo de espinas naturales.
En el video Lágrimas verticales (2019) se percibe el derretimiento de una vela suspendida en un ambiente completamente a oscuras, donde la cera derretida se eleva como posible metáfora de un sufrimiento en soledad, cuyo motivo es acceder, a través de la penitencia y entrega, a una dimensión espiritual.
Mientras que en Días de silencio (2019) se agrupan 19 acciones de duración mínima en la que se sugiere el contacto físico entre las religiosas y su relación con el cuerpo. La dimensión de las manos frente a los retablos y vitrales de la capilla del Señor de Santa Teresa subvierten la jerarquía de las imágenes de orden religioso.
La obra de Marta María Pérez Bravo se reconoce por la sencillez de elementos en la imagen y el uso del autorretrato para exponer su visión y creencias de la vida, por lo que se ha considerado una de las autoras más originales dentro de la fotografía contemporánea. Pérez Bravo es graduada por la Academia de Artes Plásticas de San Alejandro en 1979 y del Instituto Superior de Arte en 1984. Entre los reconocimientos a su práctica creativa se encuentran la Beca de la Fundación Guggenheim y la Beca de la Fundación CIFO en reconocimiento a su carrera y trayectoria artística.
La presente exposición es producto de una colaboración entre Ex Teresa Arte Actual y FotoMexico, plataforma bianual para la investigación, difusión y producción de la fotografía nacional e internacional en México y que en esta tercera edición denominada Mujeres busca visibilizar la producción fotográfica realizada por mujeres, así como la labor de promoción y difusión en relación a la imagen, emprendida por galeristas, coleccionistas, gestoras, curadoras y activistas, además de fotógrafos y profesionales de la imagen.
Un símbolo es una verdad se inaugura el miércoles 30 de octubre a las 19:00 y estará abierta al público hasta el 26 de enero de 2020 en Ex Teresa Arte Actual, ubicado en Lic. Verdad núm. 8, Centro Histórico, Ciudad de México.