Un nuevo Decenio de Acción busca reducir a la mitad los 1,3 millones de muertes anuales en carreteras

Internacional

Con más de 3500 decesos diarios, los accidentes viales son la principal causa de muerte de niños y jóvenes en el mundo. Además, unos 50 millones de personas resultan lesionadas cada año en esos siniestros. La agencia sanitaria mundial emprende una ambiciosa campaña de diez años para evitar al menos la mitad de los daños.

Este jueves dio inicio el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030 con el objetivo de haber reducido en un 50% las muertes y traumatismos causados por los accidentes de tránsito al terminar el ciclo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en conjunto con otros socios de la ONU, desarrollaron el Plan Global para la campaña, de acuerdo con una decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas de septiembre de 2020.

Los datos de la OMS apuntan a los accidentes carreteros como la principal causa de muerte de niños y jóvenes en el mundo. El saldo diario de esos siniestros es de 3500 fallecimientos, es decir 1,3 millones al año. Además, la suma anual de personas lesionadas asciende a 50 millones.

Muertes evitables

De no tomar medidas inmediatas para detener esta pérdida de vidas, así como las secuelas que muchas veces dejan las heridas, el fenómeno no se detendrá y para 2030 se habrían registrado 13 millones más de muertes evitables, sobre todo en los países de renta baja y media, advierten las proyecciones del organismo, que afirma que todos esos decesos y lesiones “inaceptables” se pueden prevenir.

El director general de la OMS señaló que la pérdida de vidas y medios de subsistencia, las discapacidades causadas, el dolor y los costos financieros causados ​​por los accidentes de tránsito “se aúnan a un costo intolerable para las familias, las comunidades, las sociedades y los sistemas de salud”.

Gran parte de este sufrimiento se puede prevenir, haciendo que las carreteras y los vehículos sean más seguros, y promoviendo la seguridad para caminar, andar en bicicleta y usar más el transporte público”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Plan Mundial

El Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial establece medidas prácticas y efectivas que todos los países y comunidades pueden implementar para salvar vidas.

Para resaltar la importancia de que los gobiernos adopten esa hoja de ruta, el director del Departamento de Determinantes Sociales de la Salud de la OMS recordó que más de 50 millones de personas han muerto en las carreteras del mundo desde la invención del automóvil, un número de fatalidades más elevado que el de la Primera Guerra Mundial o algunas de las peores epidemias.

“Llegó el momento de echar a andar lo que sabemos que funciona y cambiar a un modo de transporte mucho más seguro y saludable. Este nuevo plan llevará a los países por un camino más sostenible”, aseguró Etienne Krug.

El Plan Global lista tres acciones fundamentales para evitar los accidentes viales:

  • garantizar la seguridad al caminar, andar en bicicleta y utilizar el transporte público
  • garantizar carreteras, vehículos y comportamientos seguros
  • garantizar atención de emergencia oportuna y eficaz

Para implementar estas provisiones, explica la estrategia, se requieren límites estrictos de velocidad y tecnología para monitorear que se respeten y para que los vehiculos sean más seguros, lo que implica encuadrar el Plan en un marco legal y otorgarle financiamiento suficiente, darle un enfoque de género y desarrollar las capacidades de las autoridades pertinentes. La OMS recomienda la aplicación de este programa con especial énfasis en los países de ingresos bajos y medios.

Con respecto a quiénes deben encargarse de la implementación y monitoreo del Plan, la agencia menciona no sólo a los responsables políticos de alto nivel, sino también a otras partes que pueden influir en la seguridad vial, como la sociedad civil, el mundo académico, el sector privado,  las instituciones financieras y donantes, y los líderes comunitarios y juveniles.

Medidas comprobadas

La OMS aseveró que las medidas del Plan Global se basan en intervenciones comprobadas y efectivas, así como en las mejores prácticas para prevenir los accidentes en la carretera.

Uno de los participantes en la presentación del Plan Global fue el ex alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, quien consideró que una de las formas más efectivas de salvar y mejorar vidas es lograr que las calles sean más seguras, “aunque ese trabajo a menudo no reciba la atención que merece”.

El también embajador de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Lesiones señaló que su fundación trabaja desde 2007 para mejorar la seguridad vial mediante el fortalecimiento de las leyes y su mayor aplicación, el rediseño de las calles y el uso de datos.