Patán es un perro mitad raza Rottweiler y mitad raza Bobtail (Viejo pastor inglés) que ha pasado los primeros años de su vida en un hogar de clase media. De pronto, su vida de pequeño burgués dará un giro el día en que, por circunstancias de su instinto y un poco del descuido de sus amos, escapa a la calle hasta perderse en el laberinto de asfalto.
La compañía originaria de Guadalajara, Jalisco, A la deriva teatro, presenta Patán, monólogo para un perro cuya vida es sueño, escrita por Enrique Olmos de Ita, bajo la dirección de Fausto Ramírez. Se escenificará del 11 de febrero al 16 de abril, los lunes y martes a las 20:00 en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque (CCB).
A través de la metáfora del perro, en la obra protagonizada por Alejandro Rodríguez se toca el tema del abandono de los seres más vulnerables de nuestra sociedad: los niños y los ancianos.
“Es un unipersonal en el que su intérprete retrata todas las situaciones en un escenario delimitado por bloques de hormigón, en el que lo único que tiene a su disposición es una batería/tololoche de músico callejero”, compartió el director Fausto Ramírez. La trágica experiencia de Patán en esta historia le mostrará una realidad injusta y cruel con la que vivirá en carne propia el dolor del abandono y la falta de sensibilidad que sufren los seres invisibles que habitan la ciudad. Una obra dirigida especialmente para jóvenes que muestra una realidad que se vive a diario, sobre todo, en las grandes urbes.
“Desde el inicio del montaje se buscó darle peso a las habilidades corporales del actor y trabajar con un espacio limpio en el que no lo acompañara más que la música y la iluminación. Además, para tener una mejor apreciación por parte del público, se hizo una escenografía compacta y simple para poder presentarse en casi cualquier espacio”, finalizó Ramírez.
Patán, monólogo para un perro cuya vida es sueño se ha presentado en importantes festivales y muestras de teatro tales como el Festival de Monólogos Teatro A Una Sola Voz en 2015, la Muestra Estatal de Teatro Jalisco, entre otros.
El diseño de iluminación y espacio escénico es de Luis Manuel Aguilar Mosco, el concepto de comunicación gráfica de Moisés Romero, la fotografía es de Jaime Martín, mientras que la asesoría en música y realización de instrumentos corre por parte de Clément Lavabre.
Para mayor información se puede consultar la cartelera de la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura en sus redes sociales: @teatroinbal en Facebook, Instagram y Twitter.

Artículo anteriorMotociclistas de 19 estados del país concluyeron con éxito su Congreso en Tamaulipas
Artículo siguienteEn Eusebio la literatura estaba al servicio de la música, coinciden en la Sala Manuel M. Ponce