Últimos días para visitar la exposición Mexichrome. Fotografía y color en México

Cultura
  • La muestra, que reúne 208 imágenes que dan cuenta de la historia y los usos de la foto en color en México, concluirá su exhibición el domingo 3 de marzo

En tan solo tres meses de exhibición, la exposición Mexichrome. Fotografía y color en México, que alberga el Museo del Palacio de Bellas Artes, ha sido visitada por más de 140 mil personas —entre niñas, niños, jóvenes y adultos—, quienes se han mostrado sorprendidas ante el acervo de 208 imágenes reunidas que dan cuenta de la historia y los usos de la fotografía de color en México.

Organizada por la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), en coordinación con la Fundación Televisa, dicha muestra aún puede disfrutarse en compañía de toda la familia a lo largo de la presente semana, pues estará abierta hasta el próximo domingo 3 de marzo. El horario para acudir al recinto es de 10:00 a 18:00 horas, con la ventaja de que los domingos la entrada es gratuita para el público en general.

Mexichrome. Fotografía y color en México es la primera gran exposición que se adentra en la historia que surgió en el país desde que se inventó la primera película a color, comercializada por Kodak hace más de ocho décadas. Es el resultado de un proyecto de investigación que llevó tres años y que fue encabezado por el curador James Oles.

Entre las 188 fotografías que exhibe, 20 son portadas de revistas y postales, realizadas por más de 110 artistas de la lente procedentes principalmente de México, pero también de Estados Unidos y de diversos países de América Latina y Europa.

La exposición que se encuentra en este recinto, que es parte de la Red de Museos Inbal, se estructura con una presentación que sintetiza la historia del color en la fotografía, para poner en contexto la compleja evolución técnica del color y su introducción en México. Además, la integran nueve módulos temáticos que exploran, en un sentido amplio, los principales tópicos abordados en la producción de imágenes a color en el país. En conjunto, estas secciones brindan una comprensión más profunda y matizada de la compleja realidad.

A través de temas como el paisaje, la representación de las culturas mesoamericanas, la arquitectura vernácula y moderna; la antropología, la violencia, la religión; los mercados y la bandera, la exhibición pone de manifiesto cómo fotógrafos y artistas, nacionales o extranjeros, han tejido una iconografía policromática que capta el caleidoscopio sociocultural que caracteriza a México.

En Mexichrome el público podrá conocer obras emblemáticas de los pioneros de la técnica fotográfica a color en México, entre ellos Paul Outerbridge, Juan Guzmán, Walter Reuter, Bob Schalkwijk y Pedro Meyer.

También se presentan ejemplos atípicos del trabajo en color, como los que realizaron Manuel Álvarez Bravo, Héctor García y Mariana Yampolsky, quienes generalmente se inclinaron por capturar momentos en blanco y negro. Además, se exhiben algunas de las primeras impresiones coloreadas a mano de Hugo Brehme.

La muestra incluye también un nutrido acervo documental recopilado a partir de 1990 por artistas visuales y conceptuales: Francis Alÿs, Melanie Smith, Martin Parr, Teresa Margolles, Alex Webb, Daniela Rossell, Candida Höffer, Miguel Calderón y Adam Weisman, entre otros.

En su conjunto, se trata de “una exposición icónica que, seguramente, será un referente en la historiografía de la fotografía en México (…) Juntas por primera vez, estas imágenes no solo reconfiguran y desafían el imperante canon fotográfico en blanco y negro, sino que también resaltan temas compartidos, revelan deslices y contrastes entre la fotografía de ‘arte’ y el fotoperiodismo, además de contextualizar el trabajo de artistas contemporáneos —que no se autoidentifican como ‘fotógrafos’— de maneras inesperadas”, dice la directora del MPBA, Alejandra de la Paz.

Por su parte, el curador James Oles apunta: “La fotografía en color, hoy en día, parece algo normal y cotidiano, pero la realidad es que para muchos fotógrafos el color fue un reto, algo difícil, caro, inalcanzable, comercial y problemático para hacer arte”.

La muestra, agrega, incluye fotografías de la Ciudad de México y de la frontera, así como de diversos estados de la República.  “Al final, es una exposición que intenta abrir una nueva historia de imágenes, una caja de Pandora y es la punta de un iceberg de imágenes mexicanas”.

Inaugurada el 29 de noviembre de 2023, Mexichrome. Fotografía y color en México, que alberga el Museo del Palacio de Bellas Artes, concluirá su periodo de exhibición el domingo 3 de marzo. Horario de visita: de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas. Admisión: $90.00. Entrada libre a estudiantes y maestros con credencial vigente, beneficiarios Inapam y personas con discapacidad. Los domingos la entrada es libre para público en general.