Close
Una manera distinta de leer...

Tributo a un héroe desconocido en A Hidden Life de Terrence Malick

El director, guionista y productor Terrence Malick es una vez más parte de la selección En Competición, ocho años después de su Palme d’or por The Tree of Life (El árbol de la vida) y 40 años después de recibir el premio al mejor director por Days of Heaven (Días del cielo). En esta ocasión presenta A Hidden Life, un largometraje inspirado en la vida de Franz Jägerstätter, objetor de conciencia ejecutado por los nazis en 1943.

Ambientada durante la segunda guerra mundial, A Hidden Life narra la historia real de Franz Jägerstätter, interpretado por el actor August Diehl (Inglourious Basterds (Malditos bastardos), En Competición en 2009, Le jeune Karl Marx (El joven Karl Marx), 2017) junto a Maria Simon, Bruno Ganz y Matthias Schoenaerts. Este campesino austríaco se opuso abiertamente al nazismo y se rehusó a luchar junto a Adolf Hitler y el Tercer Reich. Un acto lleno de valor y rebeldía que resultó en su condena por traición y su asesinato a manos de los nazis. Era un hombre devoto que se apoyó en su fe y en su familia para aferrarse a su libertad.

Con su obra única, Terrence Malick nos ha acostumbrado a películas con una gran fuerza visual, originales e intensas. Esta no es la primera vez que el director estadounidense se inspira en un hecho real para escribir su guion: Malas tierras (1975) se basa en la historia real del asesino en serie Charles Starkweather, La delgada línea roja (1998) evoca la batalla de Guadalcanal, y El nuevo mundo (2005) narra la historia del navegante y explorador inglés John Smith y Pocahontas. Quince años después, el director retoma los frescos históricos.

Después de varias películas filmadas sin guion y más cercanas a fantasías espirituales, con planos silenciosos, lentos y poéticos, el director parece indicar su retorno a una narrativa más lineal con A Hidden Life.

scroll to top