Principal Política Tren Maya terminará con rezago en el Sur-sureste del país

Tren Maya terminará con rezago en el Sur-sureste del país

154
Compartir

El presidente de la Comisión de Turismo Luis Javier Alegre Salazar (Morena), afirmó que en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), uno de los elementos importantes en materia turística es el Tren Maya, detonará el desarrollo en la región sur-sureste del país, que observa un promedio de pobreza de 48.5 por ciento, y en los pueblos mágicos que albergan los estados de Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo, la cifra es de 58.4 por ciento.

En las mesas de análisis “Desarrollo Turístico y Sostenible y Promoción Turística y Pueblos Mágicos en el PND 2019-2024” del foro de Parlamento Abierto para el Análisis y Discusión del Plan Nacional de Desarrollo, destacó que esta obra interoceánica impulsará el crecimiento sostenible y sustentable de la zona.

El objetivo es desarrollarlo como un producto turístico y con ello incrementar la derrama económica y beneficiar a la población en los estados por donde cruzará, a lo largo de mil 500 kilómetros y 15 estaciones.

Además, es necesario promover el programa de pueblos mágicos porque, a pesar de las deficiencias ha sido exitoso. Destacó que se busca destinar parte de los recursos del Ramo 33 a promoción turística e infraestructura.

“El PND plantea un nuevo programa de nación y un cambio de modelo de desarrollo, justo, equitativo y de mayor bienestar para los que menos tienen y que más lo necesitan”, reiteró.

La diputada Dulce Alejandra García Morlan (PAN), secretaria de la Comisión de Turismo, consideró un avance la permanencia del programa de Pueblos Mágicos; sin embargo, manifestó su preocupación por la falta de recursos presupuestales.

Destacó la formación de un grupo entre legisladores, funcionarios del gobierno federal y representantes de este sector, para justificar la conservación de este programa y la necesidad de financiarlo, alineado con los objetivos de la Agenda 2030.

Este es un programa de éxito para los 121 Pueblos Mágicos que hay en el país, por lo que es necesario justificar su sustento. Esperamos una reasignación, pero de no lograrla, se debe plantear como prioridad para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020.

García Morlan resaltó que el PND es un documento breve que no profundiza ni el diagnóstico ni la propuesta de solución a los grandes problemas y retos que se enfrentan. “Es un manifiesto político y propagandístico; no incluye estadísticas ni datos que avalen las afirmaciones que se hacen ni se mencionan estrategias concretas de política pública para lograr los objetivos planteados”.

De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo, en 2017 México ocupó el sexto lugar mundial en recepción de visitantes; sin embargo, en 2019, ha caído al séptimo sitio. “No debemos minimizar la importancia del sector y el impacto que podría tener en la economía”.

Conforme al Inegi, este sector aportó 8.8 por ciento al PIB nacional. Por ello, “vemos con preocupación que los recursos para el ramo 21 fueron recortados para este 2019 y al quitar los recursos para el Tren Maya le quedan tan sólo dos mil 785 millones de pesos”.

Consideró desafortunado que el PND “no hace una sola propuesta en materia turística más allá de la construcción del Tren Maya; esperamos contribuya de manera importante a los ingresos nacionales, al PIB y a los empleos. Es necesario que lo estipulado en el Plan en este rubro, pueda ser revisado con responsabilidad y objetividad”.

Se manifestó por impulsar acciones para fortalecer a los Pueblos Mágicos; crear un organismo público especializado en materia de promoción turística y que pueda construir un modelo integral; fomentar la legalidad en la ejecución de los proyectos prioritarios en esta materia; implantar una estrategia de promoción basada en el diseño de productos turísticos específicos, y garantizar recursos presupuestales suficientes y transparencia en la ejecución de los mismos.

Por Morena, el diputado Carol Antonio Altamirano, secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, se congratuló que se haya incorporado a esta discusión el tema del Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, y afirmó que esta acción no se hará con imposiciones ni excluyendo a la sociedad, sino en un entorno de diálogo constante y con consultas.

“Ahora es el momento en que el PND recupere los compromisos establecidos y anunciados por el Ejecutivo federal, para que el corredor interoceánico quede claramente incluido y su evolución pueda ser valorada como una de las prioridades presidenciales”.

La viabilidad del Corredor Transístmico está vinculada a la eficiencia y competitividad con que se constituya como puente terrestre para el paso de contendores y como un recinto fiscal estratégico en el comercio mundial.

También, tiene vialidad económica y puede ser un polo de desarrollo, sobre todo si se considera la posibilidad de agregar valor a las importaciones de Asia y aprovechar los beneficios de los tratados comerciales firmados por México.

Antonio Altamirano resaltó que sin la consulta e integración a las comunidades, “el proyecto pierde viabilidad. Se necesita integrar la opinión y la visión de los pueblos de Oaxaca y Veracruz respecto del modelo de desarrollo que se propone. No se puede admitir sin simulaciones de consulta y si hay necesidad se deberá de escuchar a estos pueblos”.

El cuidado del medio ambiente, agregó, es prioritario para que la inversión sea sostenible a mediano plazo. En Salina Cruz y en la región del Istmo, “ya hay carencia de agua potable y se necesita dar garantías a la sociedad de que los nuevos proyectos no sólo incrementarán esa necesidad, sino que el gobierno ayudará a enfrentarlas; las comunidades deben ser realmente beneficiadas con empleos dignos y bien pagados”.

Pugnó para que este corredor incentive el desarrollo económico, dinámico, equilibrado, sostenible y equitativo, que amplíe las capacidades presentes y futuras de todas las personas, especialmente, las que han tenido menores posibilidades de integración a la dinámica nacional, así como a los pueblos originarios.

Jorge Hernández Delgado, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes, expresó que una tarea de esta organización es combatir a las empresas fantasmas, y afirmó que un aeropuerto eficiente, moderno y competitivo, es el primer eslabón de una cadena de valor turístico, particularmente en un país, como México que por su desarrollo histórico, geográfico y demográfico, determina que la Ciudad de México sea el pilar central de gran parte de la economía del país.

“Los agentes de viajes lamentamos que nuestros gobiernos, el actual y los anteriores, no hayan podido promover y gestionar una opción clara para el nuevo aeropuerto. Santa Lucía es la decisión del actual gobierno, pero aún perduran dudas técnicas, financieras y logísticas, que entorpecen y complican el rumbo a seguir”, añadió.

El nuevo aeropuerto de Santa Lucía, dijo, debe cumplir con todas las expectativas, entre ellas, contemplar las condiciones tecnológicas más modernas, conforme al momento en que se ponga en marcha el aeropuerto, en materia de amplias pistas de aterrizaje, amplias y alineadas para su funcionamiento simultáneo; consideraciones meteorológicas; abastecimiento de combustible; medidas de seguridad, contingencias y emergencias; terminales de pasajeros cómodas, eficientes, con apoyo migratorio y aduanero, y manejo de equipaje, así como establecimientos comerciales diversificados.

También, se necesita contar con un sistema de transporte público individual y colectivo, el cual sea moderno, cómodo y eficiente. Por ello, se sugiere un tren tipo suburbano exclusivo del aeropuerto, a una terminal ubicada en la Ciudad de México. Además, se necesitan suficientes puertas de salida.

La diputada Clementina Marta Dekker Gómez (PT), coordinadora del grupo de trabajo de Apoyo a gestiones Internacionales, Ciudades Creativas, Pueblos y Regiones con Encanto, de la Comisión de Turismo, indicó que el PND no tiene indicadores de desempeño y metas para dar seguimiento a logros de sus objetivos, ni cuenta con un diagnóstico general de la situación de los temas prioritarios para impulsar el desarrollo nacional.

Planteó que el tema de Pueblos Mágicos se dimensione con el proyecto del Tren Maya, para impactar de menara positiva en el turismo¸ construcción de caminos rurales, cobertura de internet en todo el territorio nacional y seguridad nacional y pública, abonando a la paz de México.

De ahí la importancia de mencionar a los Pueblos Mágicos, dijo, porque realizan una contribución superior a la de siete estados, 1.4 por ciento del PIB, “y en ellos viven más personas que en seis entidades federativas juntas”. Consideró que 82.5 por ciento de los municipios de estas localidades tienen entre bajo, medio y alto grado de marginación. Planteó dotar de recursos al Programa de desarrollo regional Turístico Sustentable y Pueblos Mágicos (Prodermagico).

Dado que en 2019 no se destinaron recursos presupuestales, propuso impulsar la adquisición de créditos a través de la banca de desarrollo para darles solvencia, además de incluir en el PND los programas de colaboración, para asegurarles acceso a créditos sin generar efectos negativos e implementar una política salarial de capacitación e inclusión de mujeres al sector turístico.

El integrante de la Comisión de Asuntos Frontera Norte, diputado Miguel Alonso Riggs Baeza (PAN) opinó que el PND no debe estar focalizado en ocurrencias, pues esto es catastrófico, “si no le damos una verdadera promoción al turismo, de dónde nos haremos de recursos”.

Dijo que él apoyaría el Tren Maya, si no fuera plasmado como una necesidad primordial, “se está jugando con cerca de 30 mil millones de pesos en una supuesta proyección y se estima que tendrá un costo de 130 mil millones de pesos”. Además, no se está tomando en cuenta a la frontera norte, a pesar de que por esta región se exporta anualmente 56 mil millones de dólares; es decir, 12 millones de dólares por hora. Sin embargo, no destinaron un sólo recurso a cruces y puentes.

De la Secretaría de Turismo de la Cuidad de México, Armando Mújica Romo, indicó que se requiere una política de fomento efectiva en la materia y, para fortalecer esa actividad en el PND, es necesario tomar acciones de promoción desde un enfoque de fomento.

En este sentido, señaló que falta un desarrollo metodológico sobre el impacto de cada peso invertido en promoción, para que lleguen los turistas y haya mayor derrama económica. Dijo que en 20 años del Consejo de Promoción Turística hubo, entre 60 y 80 mil millones de pesos.

El director de la Facultad de Turismo y Gastronomía, de la Universidad Anáhuac, campus Norte, Francisco Madrid Flores destacó que en México, la contribución económica del turismo al PIB en 2017 fue de 8.8 por ciento, y ha roto récords en captación de divisas, por lo que consideró un acierto invertir para mejorar la competitividad y calidad de vida, y que el Tren Maya es un proyecto necesario para activar el Sur-Sureste.

La ex secretaria de Turismo de Sinaloa, Oralia Rice Rodríguez, dijo que el tren transístmico dará desarrollo económico a la región del sureste del país; además, se mejorarán los caminos rurales, la red aeroportuaria, fomentará el comercio y el turismo de negocios, naturaleza, cultural, histórico y médico. Pidió a los diputados que cada año se incremente el presupuesto al ramo, pues éste combate la pobreza; actualmente tan sólo se le destina el 0.02 por ciento.