Ante una situación de emergencia, la difusión proactiva de información útil y de calidad permite contar con sociedades resilientes e informadas, capaces de tomar las mejores decisiones y poner en marcha todas las medidas adecuadas para enfrentar una crisis, como la provocada por el COVID-19, aseguró el Comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Adrián Alcalá Méndez.

Durante su participación en la conferencia “Transparencia y Acceso a la Información. Retos y Perspectivas durante la Pandemia», convocada por la COPARMEX Ensenada, sostuvo que la transparencia proactiva y el acceso a la información cuentan con un importante potencial para el control democrático del ejercicio del poder público y, frente a una emergencia, facilitan la participación ciudadana en las decisiones públicas, la vigilancia social y la rendición de cuentas.

“A través del involucramiento de la sociedad en los asuntos públicos, la vigilancia social del desempeño de las autoridades y el análisis de información útil y de calidad se desarrollan dinámicas virtuosas para legitimar y fortalecer a los gobiernos y sus estrategias durante situaciones de emergencia y para detonar también mecanismos de rendición de cuentas que deriven en sanciones o en investigaciones”, apuntó.

Alcalá Méndez consideró importante impulsar mecanismos de rendición de cuentas y una política integral de transparencia proactiva para dar seguimiento al ejercicio de los recursos públicos destinados a la atención de la emergencia, pues, de acuerdo con datos del INAI, una tercera parte de las 25 mil solicitudes de información presentadas sobre el tema de COVID-19 se relacionan con el gasto público.

“Hay que llevar a la práctica ejercicios de seguimiento de la ruta del dinero y el gasto público en todos los niveles de gobierno. Es tiempo de que las autoridades a nivel federal, estatal y municipal rindan cuentas de lo que han hecho con los recursos públicos”, aseveró.

El Comisionado del INAI dijo que el acceso a la información y la transparencia proactiva deben formar parte sustancial en el desempeño de todas las instituciones públicas, especialmente, en momentos de crisis sanitaria, debido a que hacen más eficiente el impacto de políticas públicas para su atención y facilitan el ejercicio de otros derechos.

“Cuando tenemos información que se traduce en conocimiento público útil, pues vamos a poder acceder a otros derechos como el derecho al trabajo, el derecho a la vivienda, el derecho a la educación, entre otros derechos fundamentales”, resaltó.

Finalmente, Adrián Alcalá señaló que es fundamental la participación activa de la sociedad en los asuntos públicos, para mantenerse al pendiente del actuar de los gobiernos y hacer los señalamientos o cuestionamientos necesarios.

“Necesitamos de una sociedad participativa y activa, no solo cada tres o seis años, sino de manera permanente, día con día”, concluyó.

En el evento participó también Ricardo Valencia Lara, de la Dirección General de Gobierno Abierto y Transparencia del INAI.