Al asumir la dirección del Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIF) de la UNAM, para el periodo 2020-2024, Juan Antonio Cruz Parcero refrendó su compromiso para trabajar con responsabilidad, respeto y diálogo en esta etapa de cambio, en beneficio de la comunidad del Instituto.

“Vamos a trabajar en ello, a demostrar que desde la filosofía podemos contribuir a entender nuestro tiempo, a buscar las rutas y hacernos las preguntas relevantes. Con nuestra reflexión crítica y nuestros argumentos cuidadosos, contribuiremos a los debates que tengamos que dar”, puntualizó ante la coordinadora de Humanidades, Guadalupe Valencia García.

Cruz Parcero dijo que se buscará instalar cuanto antes la Comisión Interna de Equidad de Género. Para ello, se retomarán varias propuestas realizadas por los académicos para construir una política en la materia, “respetando las que serán las facultades de dicha comisión, misma que será integrada por investigadoras, técnicas y trabajadoras del Instituto”.

Asimismo, reiteró que será un director para todos, “trabajaré de manera institucional para fortalecer nuestra relación con la Facultad de Filosofía y Letras –con quien compartimos responsabilidades en los posgrados de los que formamos parte, junto con otras facultades y centros–, así como con la Coordinación de Humanidades y el Subsistema de Humanidades. Seremos un Instituto de puertas abiertas, reforzaremos los puentes que ya existen y tenderemos otros más”.

A su vez, Guadalupe Valencia felicitó al nuevo director del IIF, a quien le deseó una gestión exitosa, y reconoció la labor de la directora interina, María Teresa Rodríguez, “quien hizo una estupenda labor en beneficio de la comunidad del instituto”.

Labor académica

Juan Antonio Cruz Parcero es doctor en Derecho por la Universidad de Alicante, donde se especializó en Teoría y Filosofía del Derecho, y licenciado en Derecho por la UNAM. Es investigador Titular C de Tiempo Completo definitivo, en el Instituto de Investigaciones Filosóficas, tiene nivel D de PRIDE y nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores.

Su investigación se ha centrado en tres líneas principales: teorías de los derechos, principalmente problemas filosófico-conceptuales en torno a los derechos humanos, los derechos sociales y los derechos colectivos; argumentación jurídica, en especial sobre argumentos jurídico-interpretativos y metodología, así como en bioética, en torno a la objeción de conciencia en el ámbito médico, derechos reproductivos y aborto. Su trabajo es ampliamente reconocido en los ámbitos nacional e internacional; también logró impulsar los estudios en filosofía del derecho.

Dentro de sus libros publicados destacan: El concepto de derecho subjetivo (México, 1999); El lenguaje de los derechos (Madrid, 2007); Hacia una teoría constitucional de los derechos humanos (México, 2017).

Fue responsable del proyecto colectivo “Derechos sociales y justicia social”, de 2016 a 2018; y del proyecto individual “Argumentación Jurídica”, de 2009 a 2011. Actualmente es corresponsable del proyecto colectivo “Las reformas constitucionales de derechos humanos” (2020), todos financiados por DGAPA-PAPIIT.

Realizó estancias de investigación en las universidades de Oxford y Manchester, Torcuato di Tella, Pompeu Fabra y Alicante. Desde 1999 es profesor del Posgrado de Derecho de la UNAM, donde ha impartido cursos de Teoría de la Argumentación Jurídica, Teoría Jurídica Contemporánea, Derechos Humanos y Teorías de la Justicia, entre otras.

Impartió cursos en el Posgrado en Filosofía y dos cátedras extraordinarias en la Facultad de Filosofía y Letras. Ha sido profesor en cursos de formación de jueces en el Poder Judicial Federal y en otras instituciones públicas.

Ha dirigido cinco tesis de doctorado, seis de maestría, cinco de licenciatura, y participado en cinco comités tutorales, más otras en proceso; y desde hace 22 años, el Seminario Permanente de Filosofía del Derecho.

Artículo anteriorVIH, de mortal a crónico
Artículo siguienteVuelo de temporada Zacatecas-Chicago O´Hare, a partir del 19 de diciembre