Trabajar en conjunto para fortalecer la cultura, la lengua y la educación indígenas, plantea hablante de otomí

Política

En la sesión de este miércoles participó Aurora Barquera Pedraza

En la tribuna del salón de sesiones, Aurora Barquera Pedraza, hablante de lengua “hñähñu” otomí, llamó a las y a los integrantes de la Cámara de Diputados para que “juntos trabajemos por fortalecer la cultura, la lengua y la educación indígenas”.

Dijo sentirse orgullosa de ser una mujer indígena del Valle del Mezquital, Hidalgo, y la oportunidad de usar esta tribuna, para expresar que difundir y preservar las lenguas indígenas debe ser una obligación moral de todas las generaciones, más allá de una buena intención.

“Nuestra lengua como todos los idiomas y dialectos se nutre de la ancestral tradición oral y escrita de nuestros pueblos, y tiene diversas variantes que dependen del estado o región en la que uno se encuentre. Ésa es la razón por la cual la riqueza de nuestra lengua está en su gente”, destacó.

Barquera Pedraza argumentó que desde pequeña ha enfrentado las difíciles condiciones económicas y obstáculos sociales y culturales que viven los pueblos originarios de este país. Por eso, añadió, “vengo a transmitirles un breve mensaje desde el corazón mismo de los pueblos originarios de mi región, que son los más antiguos de México”.

Relató que todos los que hablan una lengua indígena “somos parte de un pasado y un futuro que puede interrumpirse si no trabajamos juntos, porque ser testigos de la desaparición de los últimos hablantes de una lengua debería ser considerado un acto vergonzoso y de deshonra a nuestras raíces”.

Si bien, añadió, son un pueblo mestizo y pluricultural, la sangre indígena que corre por las venas de todos debería enorgullecerlos, sobre todo, hoy que las raíces de la tierra que los vio nacer como pueblo libre e independiente están en peligro de extinción, debido a la rápida transformación del entorno.

La hablante de otomí manifestó que sí es verdad México ha mejorado en muchos aspectos, hoy, la desigualdad y la pobreza se combaten no sólo con esfuerzo propio, sino con la ayuda de un gobierno más preocupado por los más vulnerables.

“Sin embargo, no es suficiente. Hay muchos aspectos por corregir y, en especial, para alcanzar la máxima difusión de nuestra amplia diversidad cultural indígena. Como maestra indígena les digo que no sólo se enseña desde las aulas y con los libros, sino también con el ejemplo cotidiano y las buenas costumbres, de las cuales también surgen las leyes”, añadió.

Dijo a las diputadas y a los diputados que “tienen la oportunidad de dejar un legado que permita preservar y fortalecer las tradiciones y costumbres que hacen posible que la cultura indígena, pese a todas sus adversidades, continúe siendo el corazón de la patria. Que siempre pervivan las lenguas indígenas nacionales”.

La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Marcela Guerra Castillo (PRI), dijo que Aurora Barquera Pedraza se ha desempeñado como delegada municipal en dos ocasiones y es miembro de un grupo cultural otomí dedicado al rescate, difusión y preservación de la cultura indígena en el Valle del Mezquital, Hidalgo, desde julio de 1985.