El Gobierno de México está trabajando en favor del cambio fundamental que el país necesita en todas las esferas sociales, para igualar el piso de oportunidades y construir una sociedad que siga el principio de todos los derechos para todas las personas, “es nuestra convicción”, aseguró la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.
Durante la presentación del Prontuario de Resultados de la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 y de la plataforma de consulta en línea del Sistema Nacional de Información sobre Discriminación, la encargada de la política interna del país detalló que se inició un diálogo con sectores gubernamentales (salud, educación, trabajo, seguridad social, entre otros), para poner en marcha una estrategia nacional contra la discriminación y por la igualdad.
Acompañada del Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez y de la presidenta del Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (CONAPRED), Alexandra Haas Paciuc, la Secretaria de Gobernación adelantó que se plantea que esté centrada en identificar, prevenir y eliminar prácticas discriminatorias, así como para diseñar medidas para la igualdad con enfoque diferenciado y pertinencia cultural.
“Esta estrategia de acción –apuntó— va a tener un impacto, nosotros pensamos, a corto y mediano plazo en la eliminación de prácticas discriminatorias, y se va a reflejar desde luego en las dependencias gubernamentales, pero también en el sistema educativo, en el sector privado, en los medios de comunicación, en las comunidades y en la familia. La encuesta y el sistema de información que hoy presentamos forma parte de un gran proyecto de investigación, diagnóstico, organización y difusión de información”, ratificó.
Se trata de dos instrumentos relevantes para la construcción de las políticas públicas en materia antidiscriminatoria, de igualdad y de derechos humanos. Ambos –consideró— resultan oportunos en este momento que se realiza el proceso de consulta, diagnóstico y planeación del Plan Nacional de Desarrollo (PND), que incluye por primera vez en la historia del país, un eje transversal específico en materia de igualdad de género, no discriminación e inclusión”.
En el Auditorio Jesús Reyes Heroles de la SEGOB, la Secretaria Olga Sánchez Cordero dijo que el siguiente paso es articular y consolidar la acción del Estado frente a este problema complejo.
Por su parte, el Subsecretario Alejandro Encinas destacó que la encuesta ofrece múltiples innovaciones en comparación con otros instrumentos de medición en el país; contiene tres novedades que van a hacer una aportación significativa. Primero, ofrece información desagregada para los distintos grupos discriminados y esta característica nos permite conocer las brechas de desigualdad que existen entre estos colectivos y el resto de la población.
Segundo, es la única que mide la prevalencia de la discriminación y la vulneración de derechos que reporta la población. Y tercero, es el primer instrumento que permite mostrar los efectos de pertenecer a más de un grupo históricamente excluido y la acumulación de desventajas y negación de derechos. Esta dimensión interseccional de la discriminación puede demostrarse con datos desagregados y contundentes.
“Acabar con la discriminación no puede seguir siendo responsabilidad de unas cuantas instituciones públicas, se tiene que convertir estas mesas objetivas, medibles, evaluables en todas las prácticas de la administración pública federal, pero también el de buscar los mecanismos de persuasión de la sociedad para dar esta batalla cultural”, sostuvo.
En tanto, Alexandra Haas abundó que si bien dicha encuesta ya se tenía, ahora se cuenta con el prontuario. “Hace alrededor de ocho meses –explicó— tuvimos una conferencia de prensa en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sacamos los resultados, pero lo que no teníamos era este procesamiento que generó la publicación del prontuario, que hoy ya está disponible y pueden conocerlo con mucho mayor detalle y con algunos hallazgos importantes que pueden servir para lograr entender mejor el fenómeno”.
Y además este Sistema Nacional de Información sobre Discriminación que se hizo en el CONAPRED, y que ahora está disponible, accesible para consultar resultados, comparar y entender un poco mejor cuál es el fenómeno de acuerdo con los temas que sean del interés de las personas.
“La idea de que el combate a la pobreza, la exclusión y la desigualdad social no es posible si no se toma en cuenta la discriminación. Es muy entusiasmante saber que este trabajo que llevamos ya casi tres años, creo, desarrollando, está llegando y puesto a disposición de las personas, de las organizaciones y de los tomadores de decisiones en un momento estratégico para construir una planeación para el desarrollo que considere en el centro de los grandes problemas nacionales la desigualdad como una problemática que hay que atender”, concluyó.
Asimismo, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, resaltó la necesidad de construir desde la sociedad un cambio de consciencia real, que permita modificar los muy lamentables resultados de esta encuesta, “en esa medida habremos de decir que se habrá logrado el cumplimiento del mandato respecto de prevenir, combatir y sancionar la discriminación, así como logrado el respeto pleno a la igualdad y a la dignidad de todas las personas”.
El presidente de la Junta de Gobierno del INEGI, Julio Alfonso Santaella Castell, reiteró el compromiso de este organismo, de brindar a la sociedad y al Estado información que sea de calidad, que sea pertinente, que sea veraz y que sea oportuna para el desarrollo nacional.
El integrante de la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Roy Campos, apuntó que discriminar es un fenómeno natural cuando se trata de elegir, “pero no es tan natural cuando al discriminar afectamos libertades, derechos y rompemos principios de equidad”, tal y como recuerdan las palabras de Gilberto Rincón Gallardo.
Estuvo presente también el Coordinador de Asesores en la Presidencia de la República, Lázaro Cárdenas Batel.