El trabajo de Gyula Halász revolucionó el campo de la fotografía, como lo atestiguan las más de 200 imágenes que se exponen en la muestra Brassaï. El ojo de París que se presenta en el Museo del Palacio de Bellas Artes. Por ello, el especialista Fernando Osorio Alarcón se adentrará en las técnicas que utilizaba el artista húngaro con la cámara Voigtländer Bergheil.
Osorio, quien fuera docente por más de 11 años en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del Instituto Nacional de Antropología e Historia, impartirá la charla La técnica fotográfica: el uso de la Voigtländer Bergheil en el Área de murales del Museo del Palacio de Bellas Artes, el miércoles 24 de abril a las 17:00. Entrada libre.
Esta actividad girará en torno a uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX: Gyula Halász, quien utilizó la cámara Voigtländer Bergheil, un dispositivo de gran formato que requería placas de vidrio para realizar el negativo de la imagen y que, a decir del propio artista, le permitió captar sentimientos y emociones con extraordinario impacto visual.
Curada por Peter Galassi, la muestra Brassaï. El ojo de París presenta dos de las obras más representativas de Gyula Halász: Adoquines parisinos, su primera fotografía, y El rey Sol, considerada por expertos como una de las 100 mejores del siglo pasado.
Estas imágenes son el claro ejemplo de la habilidad que el húngaro poseía para plasmar su visión del mundo a través de su trabajo, pero también de las técnicas que utilizaba y la evolución que tuvo con ellas, hecho que será explicado por Osorio Alarcón, quien ha brindado más de 40 cursos de conservación de imágenes y materiales audiovisuales.
El estatismo y la espera eran elementos sustanciales en muchas de las obras de Gyula Halász, pues no consideraba la idea de la imagen cándida en su producción: hacia posar a sus modelos. Sin embargo, en 1930 el artista húngaro se sintió atraído por la vida fuera del estudio y fue en esa época que logró capturar al París cotidiano y sus rincones, pues creía que en los elementos simples podía hallar una mayor complejidad de las cosas.
Fue con la cámara Voigtländer Bergheil que Halász realizó una serie de fotografías con temáticas variadas, desde distintas disciplinas y enfoques. Su trabajo sobre París da cuenta de la diversidad en sus imágenes, en las que se pueden apreciar burdeles, calles, cafés y salones de baile, además de la silueta femenina como personaje principal de la ciudad francesa.
Sobre estos y otros temas hablará el especialista Fernando Osorio Alarcón, quien desde hace más de tres décadas trabaja en la conservación de imágenes fílmicas, fotografías y materiales audiovisuales. Ha formado parte de instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México, donde, en 1981, se desempeñó como jefe de Departamento de Difusión y Relaciones Públicas de la Filmoteca.
Es maestro en ciencias y artes de la imagen por el Instituto Tecnológico de Rochester en Nueva York y diplomado en conservación de fotografía por el Museo Internacional de Fotografía y Cine George Eastman House. Desarrolla activamente el Programa Educación para la Conservación del Patrimonio Fotográfico y Audiovisual en la Ciudad de México, Buenos Aires, Montevideo, Santiago de Chile y Lima.
Esta charla forma parte de una de las múltiples actividades paralelas a la muestra Brassaï. El ojo de París que se expondrá hasta el 16 de junio en el Museo del Palacio de Bellas Artes, en un horario de martes a domingo de las 10:00 a las 18:00.