Teatralidad y atmósfera cinematográfica se fusionan en la puesta en escena Mr. Bright

Cultura
  • La obra del ciclo Nuestras Latitudes, de la Coordinación Nacional de Teatro, ofrecerá cuatro funciones: del 8 al 11 de junio, en El Galeón Abraham Oceransky

La inquietante historia de este montaje ocurre en el México de 1953, año en el que se le concedió a la mujer el derecho al voto. Una mujer, cuyo marido murió en circunstancias sospechosas, va a la oficina de un encumbrado productor de cine, Mr. Bright. Cuando llega al recinto, se topa con la noticia de que Mr. Bright está de viaje, por lo que no le será posible verlo. Ella engatusa hábilmente a Tina, la asistente del productor para que le permita colarse en la oficina de Bright. Es ahí donde, frente a una cámara, herencia de su marido, narra los desvaríos que decantó en papel. Lo que parece ser una visita inofensiva se convierte en un crimen deliberado.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Teatro y la compañía Sabandijas de palacio, presentan Mr. Bright, de Mariana Hartasánchez, en codirección con Ismael Gimate, Fernando Flores y la misma Hartasánchez, quien también actúa. Esta puesta en escena, que forma parte del ciclo Nuestras Latitudes, ofrecerá cuatro funciones, del 8 al 11 de junio, jueves y viernes a las 20:00 horas, sábado a las 19:00 y domingo a las 18:00 horas, en el Teatro El Galeón Abraham Oceransky del Centro Cultural del Bosque (CCB).

Uno de los objetivos de este proyecto es mostrar cómo la violencia que se ejerce día con día contra las mujeres se ha convertido en una especie de fábula mediática ante la que se siente indignación, sin permitir aún que las mujeres estén seguras en las calles o en diversos espacios familiares y públicos.

El personaje de la misteriosa y envalentonada M esconde su verdadera personalidad detrás de distintos velos, mediante los cuales tiende una trampa al magnate Mr. Bright, al que parece querer halagar y seducir.

Durante la trama, M se muestra hablando hacia una cámara en la que se graban las palabras y acciones que van dirigidas al empresario. La intérprete echa mano de una comicidad explícita con la intención de ofrecer a las y los espectadores “pistas falsas” que se van revelando durante la historia.

En el transcurso de la puesta, el tono va cambiando progresivamente con sus elementos, ajustando la interpretación a una atmósfera de cine, pues la música, la escenografía y las proyecciones obedecen a la necesidad de recrear encuadres de una cámara con cuidadosas composiciones plásticas para ofrecer perspectiva, profundidad, velocidad y demás recursos que simulan un filme, y fusionan la teatralidad con aspectos imaginarios de la pantalla grande.

El diseño de escenografía e iluminación es de Fernando Flores, mientras que Leticia Méndez se encarga del diseño de vestuario; la producción ejecutiva, diseño y operación audiovisual es de Ismael Gimate y la difusión y redes sociales, de Pako Granados.