Tándem Cía. de Danza presenta la coreografía Luna de barro, en la Biblioteca Vasconcelos

Cultura
  • Las funciones serán el sábado 14 y el domingo 15 de octubre, a las 18:00 horas, en el auditorio del recinto, ubicado en Eje Norte Mosqueta s/n. La entrada es gratuita

Luna de barro se presentará el sábado 14 y el domingo 15 de octubre, a las 18:00 horas, en el auditorio de la Biblioteca Vasconcelos, ubicada en Eje Norte Mosqueta s/n.

Es una coreografía que plasma desde la danza la necesidad de comunicarle al espectador la soledad y la violencia sordas que vive la juventud en estos tiempos.

“La violencia ejercida actualmente en todos los niveles de la sociedad es trasladada a la dinámica en la que interactúan los jóvenes hoy en día. Sin embargo, no hay acción sin consecuencias”, afirma Alvarado, Premio Raúl Flores Canelo (2010), Premio Nacional de Danza José Limón (2010) y distinguida con el Reconocimiento Danza UNAM 2022.

A los personajes de Luna de barro -abunda la creadora distinguida con la presea Luis Fandiño 2017- los unen carencias y necesidades, son similares, son como espejos proyectados al infinito, pero cuando se fractura su identidad, las máscaras caen, lo que ocultan sale a la luz.

Cuando uno de ellos o ellas cambia de rumbo o toma iniciativas individuales, el sentido de pertenencia se debilita y desencadena una lucha de poder. Seres frágiles, pero indestructibles, se sumergen en momentos de soledad en compañía y ausencia de amor.

Tándem Cía. De Danza (agrupación fundada por Alvarado y que celebrará 30 años de su fundación en 2024) plasma esta reflexión sobre cómo percibe la coreógrafa la soledad, la violencia y la histórica decepción del derrumbe de las utopías.

Seis jóvenes se conectan, se encuentran, no pueden huir de su destino juntos. Los jóvenes en condiciones cada vez más difíciles, ya sea en el ámbito rural o urbano, avanzan hacia una incertidumbre que se respira y observa en el entorno.

Violentados, explotados, manipulados por la sociedad que ha dejado que la turbulenta realidad de los sistemas económicos devore cada vez más el bienestar, la estabilidad y la armonía a la que aspira el ser humano.

En esta coreografía, la luna es la representación de la utopía. Y la forma en que ésta se convierte en barro cuando estas utopías se derrumban.

La estética de la obra está ceñida al lenguaje coreográfico que se construye o transforma en el proceso, determinada por un espacio, donde convergen 6 seres humanos que se encuentran atrapados en su interacción ineludible.

Son personajes, explica Alvarado, que constantemente están en el límite, mujeres y hombres luchando por subsistir. Encontrar un lugar donde puedan vivir sin miedo es inexistente.

Leticia Alvarado afirma: “Veo al poder desde la política hasta el ámbito más íntimo como una constante erosión que trastoca y castiga todo el tiempo la vida, sobre todo de las y los más vulnerables. De esto tenemos que hablar en los escenarios”.