Al participar en los foros de consulta para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 que se realizan este fin de semana en Palacio Nacional, la Subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, Diana Álvarez Maury, refrendó que la justicia y el Estado de Derecho sostienen la plataforma que llevará hacia la realización de los ideales de este Gobierno.

En el Foro Nacional “Planeando Juntos la Transformación de México”, la funcionaria de la Secretaría de Gobernación resaltó que la transformación que postula el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tiene, entre otros propósitos, devolver a las y los mexicanos, la paz y la tranquilidad, reconquistando la seguridad pública y propiciando el desarrollo integral de la nación.

Ello –sostuvo— a fin de hacer posible la reconstrucción del tejido social y el ejercicio pleno de las libertades individuales.

En el acto de apertura en Palacio Nacional, la Subsecretaria Diana Álvarez Maury acompañó al Secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa Macías, y abundó sobre el primer eje del PND, referente precisamente a la justicia y al Estado de Derecho.

Detalló que el diagnóstico respecto de dicho eje se sostiene en cinco pilares relativos a la paz y seguridad ciudadana, el respeto a los derechos humanos, gobernanza democrática y Estado de Derecho, el combate a la corrupción y migración.

“El Gobierno de México promueve la protección de aquellos derechos recientemente incorporados a la Constitución, como el derecho a la identidad, a la verdad o las nuevas formas de la democracia directa en que se expresa la participación ciudadana”, reiteró.

En el tema de seguridad ciudadana, la Subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos señaló que, sin importar cuál sea la ruta a emprender, el camino debe estar guiado por la Ley y una visión humanitaria.

En el rubro de derechos humanos, hizo mención especial Álvarez Maury en cuanto al problema de la violencia contra las mujeres.

“Un primer paso fundamental para combatir la crisis de feminicidios que ocurre en nuestro país, será impulsar la sistematización de la información sobre el delito que se recaba en todas las entidades del país, para así conocer la verdadera magnitud del fenómeno”, precisó.

Se mostró convencida de que ninguna estrategia para contribuir a crear condiciones de seguridad y justicia en México será exitosa sin la garantía del pleno respeto a los derechos humanos de sus habitantes. “Para plasmar esta visión humanitaria en todas las aristas de la Administración Pública Federal, será necesario consolidar la gobernabilidad democrática, fortalecer la coordinación entre los tres órdenes de gobierno y fomentar la participación de la sociedad civil”, afirmó.

Diana Álvarez Maury añadió que un Estado de Derecho se consolida cuando hay una coordinación entre los órdenes de gobierno, siendo indispensable un vínculo estrecho con la sociedad civil. “La democracia participativa debe ser un instrumento de transformación política”, ratificó.

Explicó que la corrupción ha minado el Estado de Derecho y propiciado inseguridad, injusticia e incapacidad para garantizar derechos fundamentales. “Combatir la corrupción –insistió— proyectará también una mejor imagen al interior y al exterior del país, lo cual atraerá mayores inversiones y credibilidad a nivel internacional”.

“Se desarrollarán capacidades que fortalezcan al Estado de Derecho y que generen cambios de paradigma en los ámbitos económico, social y político para alcanzar los objetivos de Desarrollo Sustentable trazados en la Agenda 2030”, aseveró.

Este sábado y domingo se llevan a cabo dichos foros para consultar a ciudadanos y especialistas con el objetivo de definir entre todos, el nuevo paradigma de desarrollo con bienestar que caracterizará a este nuevo gobierno.