Principal Cultura Sulser desentraña la correspondencia simbólica entre los mexicanos y los mitos prehispánicos

Sulser desentraña la correspondencia simbólica entre los mexicanos y los mitos prehispánicos

326
Compartir

Con un sello emplastecido en el humor, la sátira y la crítica ácida Víctor Sulser desmitifica los símbolos más respetados de la sociedad mexicana como los dioses prehispánicos, los símbolos nacionales o la Virgen María, sostuvo Víctor Muñoz Vega, profesor-investigador del Departamento de Síntesis Creativa de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
Durante la charla en la Galería Metropolitana de la Casa abierta al tiempo en torno a la creación artística de Sulser –quien participa en la exposición Adiestrar el Presente junto con Marcos Kurtycz, Carlos Aguirre, Marcela Armas, Enrique Ježik y creadores del colectivo Sector Reforma– Muñoz Vega destacó que su colega se cuestiona permanentemente la representación de lo mexicano, en particular del periodo modernista que impulsó la búsqueda del alma nacional.
Esa “identidad nacional” es asunto de los sectores hegemónicos afines al Estado y a su necesidad de mantener firmes sus símbolos patrios, pero en nada se vincula a los sectores populares o a una ideología que unifique a la sociedad mexicana, precisó.
Sulser desentraña la correspondencia simbólica entre los mexicanos y los mitos prehispánicos, de este modo dioses como Tonantzin y Quetzalcóatl son despojados de su simbolismo cristiano y dan por resultado una serie de interpretaciones pictóricas libres en la que se les ve como mortales embriagados en pulque, copulando violentamente o siendo devorados por la Virgen María.
Inspirado en artistas del movimiento artístico Fluxus como Joseph Beuys quien se declaró en contra del objeto artístico tradicional, Sulser devela las paradojas, contrasentidos y rarezas de buena parte del imaginario colectivo nacional, abordando asuntos de la identidad mexicana o mejor dicho del complejo imaginario que está representado en la historia como identidad nacional, haciendo de ello su dispositivo artístico.
Para Muñoz Vega la plasticidad de la obra de Sulser tiene una transición en el manejo de los materiales, la línea, los claroscuros y las texturas que lo han mantenido felizmente en el formato pequeño.
En 2001 luego de realizarse el Encuentro Nacional de Performance en el que fuera el cine Teresa, nació Alter un conejo de fieltro dibujado y rellenado más por solidez que por darle volumen, haciendo de este personaje un emblema característico que lo acompaña hasta el día de hoy en sus espacios artísticos.
Con símbolos sencillos usados en sus trabajos, Sulser alude a un pasado histórico común desde el humor serio y a prueba de risas, y es así como se le ve lucir en el lugar menos esperado con un penacho de plumas, llevando en brazos a Alter saludando como presidente de la Republica, explicó el también artista visual.
Sulser afirmó que ha hecho trizas los mitos del pasado construidos por el socialismo o por el capitalismo y que su experiencia se ha centrado en arribar a una especie de condición verdadera superando cualquier ideología, por lo que el resultado es una interesante sátira que mueve el núcleo de la identidad mexicana, pero que paralelamente intenta reivindicar un arte ligado a lo indígena.
Víctor Sulser, un tapatío vuelto chilango desde los tres años, egresó de la Licenciatura en Artes Visuales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México para volcar su talento en el dibujo, la pintura, el arte acción y sonoro, la instalación y el video con un toque de sarcasmo e irreverencia hacia la identidad nacional.
Los indios muertos entran al cerro del Tepeyac, La Virgen devorando las entrañas de un muerto o San Miguel Quetzalcóatl Arcángel le da alas a la diosa virgen, son sólo algunos de los dibujos en los que se observan dioses humanoides, mitad cristianos mitad prehispánicos, en ritos de sacrificio humano que pueden apreciarse en la exposición Adiestrar el Presente que estará disponible al público hasta finales de abril.