Sugieren que madres de personas desaparecidas se integren como auxiliares a Comisión Nacional de Búsqueda

Política
  • La senadora Sylvana Beltrones presentó un proyecto para garantizar a familiares de víctimas de este delito empleo temporal, medidas de protección y seguro de vida

La senadora Sylvana Beltrones Sánchez presentó una iniciativa que tiene el propósito de que las madres buscadoras o cualquier otro familiar de las víctimas de desaparición en el país, se integren como auxiliares a la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) para que reciban beneficios económicos, medidas de protección, seguro de vida y herramientas para realizar su labor.

La legisladora del PRI detalló que su proyecto contempla la creación de programas de trabajo temporal por parte de la Comisión Nacional de Búsqueda, lo que permitirá un avance en el apoyo económico y en la salvaguarda de la seguridad para los familiares de personas no localizadas.

Además, consideró que la inclusión de estas medidas en la legislación reflejará un reconocimiento estatal de la labor crítica que llevan a cabo estos familiares, quienes frecuentemente ponen en riesgo su propia vida e integridad en la búsqueda de seres queridos desaparecidos.

Abundó que su iniciativa propone que la Comisión Nacional de Búsqueda procurará integrar al menos tres familiares por cada persona desaparecida, como auxiliares de búsqueda, entre éstos a la madre de la persona desaparecida.

“El establecimiento de Grupos de Búsqueda especializados y la integración de familiares de personas no localizadas como auxiliares, no sólo facilita la colaboración interinstitucional, sino que también proporciona un marco formal para proteger y empoderar a aquellos en la búsqueda”.

El proyecto, que reforma y adiciona diversos artículos de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, también propone que la Fiscalía rinda un informe anual al Senado de la República del estado y avances del Banco Nacional de Datos Forenses.

Este deberá contener el grado de cumplimiento de las obligaciones previstas en la Ley, así como de la integración e interconectividad de las bases de datos de los registros forenses de la Federación y de las Entidades Federativas, incluidos los de información genética de las personas desaparecidas, así como de sus familiares.

Con las modificaciones legales el Sistema Nacional, a través de la Secretaría de Gobernación y con la participación de la Comisión Nacional de Búsqueda, se deberá establecer un Modelo de la Prevención Nacional de las Desapariciones.

Con éstas y otras medidas, dijo, se ofrece una respuesta justa y necesaria del Estado mexicano, enfocándose no solo en la reparación del daño, sino también en la prevención de futuros perjuicios a quienes llevan a cabo esta valiosa y ardua tarea.

Detalló que de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, en México hay, hasta el 10 abril de 2024, 313 mil 751 registros de personas reportadas como desaparecidas o no localizadas, de las cuales 115 mil 493 personas permanecen como desaparecidas y no localizadas y 198 mil 258 personas han sido localizadas.

La propuesta se turnó a las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos Segunda, para su análisis correspondiente.