El coordinador de la Subcomisión de Infraestructura Aeroportuaria, de la Comisión de Infraestructura, diputado Armando Reyes Ledesma (PT), aseguró que desde esa instancia legislativa se revisará que no haya interrupción en los recursos destinados a la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía.

En entrevista posterior a una visita que la Subcomisión realizó a las obras, enfatizó que diputadas y diputados verificaron que lo presupuestado se aplica con transparencia, además de que se lograron importantes ahorros, lo que ha beneficiado en la construcción de escuelas, áreas verdes e infraestructura en el entorno de la próxima terminal aérea.

Destacó que “en su primera etapa de funcionamiento atendería a 20 millones de usuarios al año, pero el proyecto crecerá hasta llegar a prestar servicio a 85 millones de personas, en lo que serán instalaciones de primer mundo”.

Mencionó que durante la visita, el personal castrense encargado de la obra les informó que llegarán y despegarán todo tipo de aviones; además, las aerolíneas ya están dialogando sobre esta terminal, que entraría en funciones el 21 de marzo del 2022.

“Hay más de mil personas trabajando en las obras y se les da empleo a 30 mil personas de manera directa. Asimismo, resolverá los problemas de saturación del aeropuerto de la Ciudad de México. Se hace una obra con menos recursos, pero mayor infraestructura”, destacó.

Resaltó que la construcción de las tres pistas que conformarán el nuevo aeropuerto tendrá un costo de poco más de 7 mil millones de pesos; se desarrollan a través de la Secretaría de la Defensa Nacional pero, subrayó, el monto está siempre fiscalizado por las dependencias correspondientes.

Agregó que en cuanto concluyan las obras carreteras y ferroviarias que conectarán a esta terminal con la Ciudad de México y el Estado de México, ya no se dependerá tanto de otros puntos de llegadas y salidas aéreas. “Es una megaobra que será patrimonio de los mexicanos”.

Respecto de la acumulación de neblina en el área, especificó que la Subcomisión constató la visibilidad desde los puntos extremos de la pista, que mide 3.5 kilómetros, que es suficiente para el despegue sin que haya problema alguno. “Podrán recibir a las aeronaves más grandes y se evitará que pueda haber congestionamiento en las pistas”.

Puntualizó que ya están invitados grandes empresarios para que participen en esta “ciudad satélite”, como la construcción de hoteles y demás obras. Habrá servicio de agua, escuelas y hospitales, que no será sólo para militares, sino que beneficiará con infraestructura moderna a toda la zona.

El área circundante fue beneficiada porque, de manera directa, se está dando trabajo a la población, incluyendo pequeños y medianos constructores, a quienes se les paga sin intermediarios, aseguró el diputado Armando Reyes.

Informó que a la visita de la Subcomisión también asistieron la diputada Yolanda Guerrero Barrera (Morena), y los diputados José Guadalupe Aguilera Rojas (PRD), Samuel Herrera Chávez (Morena), Óscar Novella Ruiz (Morena), y Óscar Jiménez Rayón (PRI).