SSG cierra este 2023 con más verificaciones contra riesgos sanitarios en municipios del noreste

Estatal

SAN MIGUEL DE ALLENDE, Gto.– El Sistema de Salud de Guanajuato a través de la Jurisdicción Sanitaria No. II, con el firme propósito de salvaguardar la salud pública intensificó en este 2023 las acciones de regulación y protección contra riesgos sanitarios.

El Dr. Daniel Díaz Martínez Secretario de Salud informó que este operativo se llevó a cabo en los municipios de San Miguel de Allende, San Luis de la Paz, San José Iturbide, Doctor Mora y Victoria, con el objetivo de prevenir y controlar riesgos sanitarios en torno a los cementerios de la región.

Entre las acciones sobresalientes del operativo se encuentran las siguientes: la capacitación a manejadores de alimentos ambulantes, para lo cual se brindaron sesiones de capacitación destinadas a los vendedores ambulantes que operan en las cercanías de los panteones.

Estas sesiones se enfocaron en informar y concienciar a los comerciantes acerca de prácticas seguras de manipulación de alimentos y medidas de higiene para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos. En total, 69 manipuladores de alimentos fueron capacitados tan solo durante el Operativo Panteones del mes de noviembre.

Además de reuniones informativas con los encargados de mantenimiento de los panteones para abordar temas relacionados con el saneamiento básico, la recolección de residuos y la implementación de medidas de higiene que contribuyan a mantener un ambiente seguro y saludable para los visitantes. Un total de 11 encargados de panteones recibieron capacitación.

Fueron aplicadas 87 cédulas de evaluación a los puestos ambulantes de alimentos ubicados en las proximidades de los panteones.

Díaz Martínez agregó que estas evaluaciones tuvieron como objetivo verificar el cumplimiento de las normas de higiene y seguridad sanitaria para garantizar que los productos ofertados cumplan con los estándares de inocuidad.

El propósito de estas visitas fue asegurarse de que cumplan con las normativas de inocuidad alimentaria en la preparación y venta de alimentos y otros productos. En una ocasión se aplicó una medida de seguridad sanitaria que consistió en la destrucción de producto no apto para el consumo.

Se realizó un monitoreo constante del cloro residual libre en el suministro de agua para garantizar la calidad del agua potable y prevenir la propagación de enfermedades transmitidas por el agua.

Se llevaron a cabo procesos de cloración en los depósitos de agua con el propósito de asegurar que el agua almacenada en los panteones y áreas circundantes estuviera libre de contaminantes y apta para su uso. En total, se cloraron 2 depósitos con 1850 litros de agua.

Daniel Díaz señaló que la Jurisdicción Sanitaria No. II reafirma su compromiso con la protección de la salud de la población y continúa promoviendo prácticas seguras en los eventos y celebraciones de la región.