• La agrupación del INBAL recordó al compositor franco-flamenco en su 500 aniversario luctuoso

Con estricto seguimiento a las medidas sanitarias, el público disfrutó el homenaje que rindió Solistas Ensamble de Bellas Artes, con dirección de Christian Gohmer, al compositor franco-flamenco Josquin des Prez en su 500 aniversario luctuoso, en un reencuentro musical en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

Josquin es autor de un amplio repertorio de música sacra y secular, y este recital presentó algunas de las obras más emblemáticas de ambos repertorios. El concierto inició con el motete Nymphes de bois, el cual fue “compuesto en 1497 con motivo del fallecimiento del compositor Johannes Ockeghem, su posible maestro”. Esta obra, “también conocida como La Déploration de Ockeghem, Josquin manifiesta su maestría contrapuntística,” señala la historiadora Mariana Hijar Guevara en las notas al programa del concierto.

Asimismo, se interpretaron dos versiones del Salmo 130, De profundis, y la pieza instrumental Comment peult, que contó con la participación de Rafael Sánchez Guevara, en la viola da gamba.

A cinco siglos de distancia, Josquin es considerado uno de los compositores más representativos de la etapa entre la Edad Media y el Renacimiento. Su relevancia en el devenir de la música polifónica radica en la manera en que innovó las técnicas contrapuntísticas de su tiempo, las cuales abrieron paso al espléndido desarrollo de la música renacentista. Si bien “no se ha podido situar con precisión la datación ni la autenticidad de algunas de las obras que se le atribuyen (y) sucede lo mismo con su lugar y fecha de nacimiento (…) algunas hipótesis proponen que nació en Beaurevoir, un pueblo al norte de Francia, en 1450”, señala el programa.

Como segunda parte del programa se interpretaron algunas de sus obras sacras y profanas o canciones polifónicas, como Qui belles amours a, Si j’ay perdu, Petite camusette, Adieu mes amours y Tu solus facis mirabilia, para cuatro voces, “uno de los motetes menos polifónicos de su repertorio”, señala la historiadora.

A través de este programa que forma parte de la #ReactivaciónMusicalenBellasArtes y en el marco de #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Solistas Ensamble presentó una novedosa faceta interpretativa y de su repertorio usual. Es así que el público ovacionó cada una de las obras, ante lo cual el grupo vocal repitió Petite camussete.

Cabe señalar que la aplicación de las medidas sanitarias consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, la aplicación de gel antibacterial, la revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, así como el uso obligatorio de cubreboca y la sana distancia, además de contar con señalética en el recinto cultural más importante de México. 

Solistas Ensamble de Bellas Artes se presentará con el mismo programa el domingo 20 de junio a las 11:30 horas en el Salón de Recepciones del Museo Nacional de Arte. La entrada será libre, con boleto de control de acceso.

Artículo anteriorEmpresas del transporte público de pasajeros seguimos operando para beneficio de la movilidad de Hermosillo
Artículo siguienteMéxico frente al COVID hoy 19 de junio