El Pleno del Congreso capitalino aprobó un punto de acuerdo presentado por la diputada, Leticia Varela Martínez, para exhortar a la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), Ileana Villalobos Estrada, a que informe sobre el Programa de Recuperación de Bajo Puentes, principalmente el esquema de concesiones y los recursos recaudados por las contraprestaciones otorgadas a las empresas de la iniciativa privada para la instalación de áreas comerciales y estacionamientos controlados.Al presentar la iniciativa durante la sesión de este jueves, la legisladora Leticia Varela señaló que recientemente se dio a conocer que la pasada administración del Gobierno de la Ciudad de México, concesionó a empresas privadas 12 mil 337 metros cuadrados de espacio público, sin que a la fecha exista claridad en los mecanismos utilizados para el otorgamiento de dichas concesiones, así como cuántos y cuáles han sido los ingresos que dejó en beneficio de la Ciudad.
En tal sentido, la diputada de Morena solicitó a la titular de la Seduvi evaluar la conveniencia para la Ciudad de México de que estos espacios sigan siendo utilizados como espacios comerciales o en su revaloración destinarlos al fortalecimiento de la convivencia social.
Recordó que desde 2013 en la Ciudad de México surgió un programa instrumentado por la Seduvi para que a través de la Autoridad del Espacio Público, se rescataran los bajo puentes, “que se caracterizaban por ser lugares inseguros, usados como bodegas, basureros, o centros de comercio informal, para convertirse en espacios de convivencia social, familiar e incluso comercial”.
La representante popular por las alcaldías de Coyoacán y Benito Juárez comentó que el gobierno de la pasada administración destinó un 50 por ciento de esos espacios para la convivencia social, un 30 por ciento más para áreas comerciales y un 20 por ciento para estacionamientos controlados.
En la actualidad el 50 por ciento de estos espacios se sigue destinando a la convivencia social, previniendo la comisión de delitos y coadyuvando con los vecinos en el desarrollo comunitario, a través de los Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes llamados (PILARES) que son utilizados por jóvenes y niños y adultos mayores de las distintas Alcaldías de la Ciudad de México, agregó.
Sin embargo, dijo, el 30 por ciento de estos espacios aún se usa como áreas comerciales y el 20 por ciento restante como estacionamientos controlados. El Gobierno del entonces Distrito Federal, ahora Ciudad de México, cedió a la iniciativa privada a través de un permiso administrativo, temporal revocable, más de 19 hectáreas de espacio público solamente para fines comerciales por un plazo de hasta 10 años, aseveró.

Varela Martínez señaló que las empresas que llevan por nombre Operadora de Integración Urbana, SA de CV; Alianza de Proyectos Estratégicos Bicentenario, SA de CV; y Consorcio JIT, SA de CV, administran, usan y aprovechan los bajo puentes capitalinos a cambio de una contraprestación.

“Cabe mencionar que los bajo puentes concesionados son administrados en su mayoría por la empresa denominada Operadora de Integración Urbana, SA de CV, la cual cuenta con 19 permisos que controlan el 79 por ciento de las áreas ya mencionadas, donde dicha empresa subarrienda a 23 locatarios diversos”, finalizó.