• Símbolo viviente y representante de los inicios del Nuevo Cine Mexicano de la década de los sesentas, cuando se buscaba darle un impulso al cine nacional, revitalizar a la industria, renovar los argumentos, a las figuras de la pantalla. Jacqueline Andere es figura fundamental de una época en la que confluyeron y se fundieron las nuevas propuestas del arte cinematográfico de México con la vieja guardia, siendo además admiradora, desde su niñez y adolescencia de las grandes figuras de la Época de Oro del cine nacional como Marga López, Libertad Lamarque y María Antonieta Pons, a quienes disfrutaba viéndolas desde las grandes pantallas de los cines y proyectando en ellas su propia estrella.
  • En el 2021 se cumplen 60 años de la filmación de “El ángel exterminador”, emblemática película de Luis Buñuel en la que participó Jacqueline Andere, siendo junto con Silvia Pinal, las únicas sobrevivientes del elenco multiestelar de este filme considerado de culto a través del mundo.
  • Jacqueline Andere debutó en el cine nacional en 1959 en la película “El vestido de novia”, protagonizada por Ana Luisa Peluffo y Ramón Gay, bajo la dirección de Benito Alazraki.
  • En 1965, Jacqueline Andere fue la única actriz que participó en dos filmes del Primer Concurso de Cine Experimental en México organizado por el Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica. Ella actuó en “El juicio de Arcadio”, película dirigida por Carlos Enrique Taboada y en “Amor, amor, amor” (Episodio “Lola de mi vida”), dirigida por Miguel Barbachano-Ponce.
  • Otras de sus películas más destacadas son “Trampas de amor” (1969), “Las bestias jóvenes”, “Tres noches de locura”, “El oficio más antiguo del mundo”, “La noche violenta”  y “Las puertas del paraíso” (1970), “Yesenia” (1971), “El juego de la guitarra” y “Separación matrimonial” (1973), “Crónica de un amor” y “Con amor de muerte” (1974), “Cristo te ama” (1975), “La casa del pelícano” (1978), “El cabezota” (1982) y “La señorita” (1994).

A través de México es Arte, plataforma digital para la difusión de información destacada de los medios de información de México, sobre arte y cultura, solicitan a la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) reconozca este año con el Ariel de Oro a la primera actriz mexicana Jacqueline Andere, al considerar que cumple con los méritos suficientes para ser reconocida con el máximo galardón de la cinematografía mexicana después de 68 años de destacada trayectoria artística en el séptimo arte, siendo precursora del Nuevo Cine Mexicano de los años sesenta, con un registro dramático superior en todos los sentidos a todas las actrices de su generación, pasando del cine culto hasta el cine experimental y el comercial; de los argumentos surrealistas de Buñuel al ateísmo de Carlos Enrique Taboada, pasando por las comedias de Raúl de Anda Jr., los argumentos psicodélicos y juveniles de José María Fernández Unsaín, hasta la reflexión sobre la felicidad y un “canto a la libertad» del director de cine español Francisco Lara Polop.

La capacidad y calidad histriónica de Jacqueline Andere cobra vida desde la historia del Nuevo Cine Mexicano, hasta los escenarios no sólo cinematográficos, sino también teatrales y televisivos de México que la consolidan como una dramática de grandes alcances, una figura inigualable, una estrella que al mismo tiempo brilla en las pantallas televisivas que se consagra como una gran actriz en el teatro. Su historia no es la de la típica chica bonita, de grandes atributos físicos que destacaba por sus “encantos femeninos”. La historia de Jacqueline Andere en el cine nacional tiene diferentes tonos, muchos matices y se diferencia de su generación por sus capacidades histriónicas y dramáticas y no sólo por ser poseedora de una belleza fina, aristocrática, que afinaría con los años mediante una rinoplastia.

Alguien citó en algún momento, a finales de los años sesenta, que al operarse la nariz Jacqueline Andere, “el cine había perdido una gran actriz, pero la televisión había ganado una gran estrella”. La realidad sea dicha: Ni el cine perdió “a la gran actriz”, y en cambio, la televisión sí ganó “una estrella que además es verdadera actriz”, mejor aún, México descubrió, posicionó, consolidó y dio al mundo a una gran figura del arte dramático en todos sus escenarios.

Jacqueline Andere cuenta al día de hoy con 43 filmes, los cuales incluyen dos en España y destacadas actuaciones en “El ángel exterminador” de Luis Buñuel en 1961, considerado uno de los mejores filmes del siglo XX a nivel mundial, así como en las películas “El juicio de Arcadio” y “Amor, amor, amor” (Episodio “Lola de mi vida”), ambas participantes del Primer Concurso de Cine Experimental de México realizado en 1965; “Las puertas del paraíso”, ganadora del Ariel en 1972 y su  éxito “Yesenia” de 1971, por el cual es reconocida en Rusia y China, país que la ha homenajeado en múltiples ocasiones.

El objetivo de México es Arte es la difusión, promoción e impulso de las artes creativas de México, y es dirigida y editada por un reconocido grupo de periodistas y creadores mexicanos. Esta plataforma está orientada al público mexicano de las redes sociales y está abierta a los profesionales de las relaciones públicas, periodistas, editores y artistas en general que quieran difundir sus obra y actividades.

Jacqueline Andere es símbolo viviente y representante de los inicios del nuevo cine mexicano de la década de los sesentas, cuando se buscaba darle un impulso al cine nacional, revitalizar a la industria, renovar los argumentos, a las figuras de la pantalla. Ella es figura fundamental de una época en la que confluyeron y se fundieron las nuevas propuestas del arte cinematográfico de México con la vieja guardia, siendo además admiradora, desde su niñez y adolescencia de las grandes figuras de la Época de Oro del cine nacional como Marga López, Libertad Lamarque y María Antonieta Pons, a quienes disfrutaba viéndolas desde las grandes pantallas de los cines y proyectando en ellas su propia estrella y sus anhelos de convertirse en una primera actriz y figura del cine de México y el mundo”, indica Ciro Ávila Ramírez, director y editor de México es Arte, organización que hace un llamado a la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) para reconocer a esta figura con el Ariel de Oro.

Nacida en la Ciudad de México el 20 de agosto de 1938, Jacqueline Andere inicia su trayectoria en el medio artístico mexicano en el año 1953, comenzando como extra en el cine y participando también en el teatro experimental. Posteriormente, en 1955 debuta en la televisión mexicana y en 1956 en los escenarios teatrales. Es el cine el último medio que le abre sus puertas, debutando en la cinematografía nacional en el año 1959 en la película “El vestido de novia”, protagonizada por Ana Luisa Peluffo y Ramón Gay, bajo la dirección de Benito Alazraki.

Posterior a su debut en el cine, Jacqueline Andere participó en 1961 en las películas “Un día de diciembre”, dirigida por Fernando Cortés (y en la que actuó junto a Beatriz Aguirre y Jorge Martínez de Hoyos) y “El ángel exterminador”, emblemática película de Luis Buñuel (interpretando a Alicia de Roc), filme que este año 2021 cumple 60 años de su rodaje.

Más adelante, en el año 1965, Jacqueline Andere vuelve a participar en dos películas participantes del Primer Concurso de Cine Experimental de México organizado por el Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica: “El juicio de Arcadio”, película dirigida por Carlos Enrique Taboada y “Amor, amor, amor” (Episodio “Lola de mi vida”), dirigida por Miguel Barbachano-Ponce, por las cuales recibió excelentes comentarios de la crítica nacional y el reconocimiento del público mexicano.

En 1967 participa en la película “Rocambole contra las mujeres arpías”; en 1968 en El zángano”, con el destacado comediante Gaspar Henaine “Capulina”, y “Un largo viaje hacia la muerte”, dirigida por José María Fernández Unsaín y compartiendo créditos con Ignacio López Tarso, Fanny Cano y Miguel Ángel Álvarez.

Es en 1969 que Jacqueline Andere comienza a tener una participación más activa en la cinematografía nacional al filmar tres películas: “Almohada para tres”, “El día de las madres” y “Trampas de amor”, dirigida por Tito Novaro, Jorge Fons, Manuel Michel, por la cual obtiene algunos reconocimientos importantes.

1970 marcaría el año de la consolidación de Jacqueline Andere como una de las actrices jóvenes más versátiles de nuestro país, aclamada por el público y favorita de los directores y productores del cine nacional por el alcance de su registro dramático, su estilo actoral, personalidad y belleza, convirtiéndose rápidamente también en una estrella de la pantalla grande y sex symbol.

Este año la actriz filmó nueve películas de diversos géneros, trabajando con directores como Alfredo B. Crevenna, Luis Alcoriza, Federico Curiel y Salomón Láiter. Estas películas fueron: “Los problemas de mamá”, “Las bestias jóvenes”, “Tres noches de locura”, “El oficio más antiguo del mundo”, “Las chicas malas del padre Méndez”, “Quinto patio”, “Fallaste corazón”, “La noche violenta” y “Las puertas del paraíso”, adaptación de un cuento de Elena Garro, bajo la dirección de Salomón Láiter y con la participación también de Jorge Luke y Ofelia Medina.

Dado el éxito logrado en 1970, para 1971 Jacqueline Andere inició el año filmando la película “Nido de fieras”, junto al ídolo musical juvenil del momento, Alberto Vázquez, Fernando Almada y Hugo Stiglitz, dirigidos por Rubén Galindo. Asimismo, este año filma Intimidades de una secretaria”, dirigida por José María Fernández Unsaín“En estas camas nadie duerme”, bajo la dirección de Emilio Gómez Muriel; “Vuelo 701” de Raúl de Anda Jr. y su gran éxito “Yesenia”, dirigida por Alfredo B. Crevenna, junto a Jorge Lavat, Irma Lozano, Isabela Corona y Augusto Benedico.

De 1972 a 1982 Jacqueline Andere participaría únicamente en 13 películas: “Hoy he soñado con Dios”, dirigida por Julián Soler; “Los enamorados”, dirigida por José María Fernández Unsaín y “La gatita” (1972); “Separación matrimonial”, dirigida por Angelino Fons en España, compartiendo créditos con Simón Andreu y Ana Belén; y “El juego de la guitarra” (1973); “Crónica de un amor”, dirigida por el director francés Toni Sbert; y “Con amor de muerte” (1974); “Simón Blanco”, con la dirección de Mario Hernández y compartiendo créditos con Antonio Aguilar y Mario Almada; y “Cristo te ama” (1975); “Los japoneses no esperan”, dirigida por Rogelio A. González, junto a Julio Alemán y Sasha Montenegro; “Picardía mexicana”, dirigida por Abel Salazar y actuando al lado de Vicente Fernández y Héctor Suárez; y “La casa del pelícano” (1978), bajo la dirección de Sergio Véjar, compartiendo créditos con Enrique Álvarez Félix, Isabela Corona, Rosa Furman, Mónica Prado y Daniela Romo; y “El cabezota” (1982), película española dirigida por Francisco Lara Polop, basada en el libro Capodiferro. En esta película Jacqueline Andere actuó con los actores españoles Álvaro de Luna y Juan Miguel Manrique

En 1987 actúa en la película “Una adorable familia” junto a Mercedes Pascual y Juan Peláez, dirigidos por Roberto D’Amico; y en 1994 tiene una destacada actuación en el filme “La señorita”, en la que comparte créditos con María Rojo, Manuel Ojeda, Angélica Aragón y Clementina Otero, dirigidos por Mario Hernández.

La última participación de Jacqueline Andere en el cine nacional data del año 2013 en la película Siete años de matrimonio. Previo a esta actuación, tuvo una participación en la película de animación “Héroes verdaderos” en el año 2010, bajo la dirección de Carlos Kuri, dando voz al personaje de Josefa Ortiz de Domínguez y en el documental “A propósito de Buñuel en el año 2000, dirección de José Luis López Linares y Javier Rioyo.

“Con una impresionante e incomparable trayectoria cinematográfica, teatral y televisiva, Jacqueline Andere consolidó una de las carreras más completas y exitosas del medio artístico mexicano de las últimas siete décadas, con la cual ha acumulado todos los premios cinematográficos, teatrales y televisivos que se otorgan en el país. Sólo le hace falta el prestigiado Ariel, por lo cual hacemos esta solicitud a la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) para que la distinga este año con el Ariel de Oro”, indicó el director y editor de México es Arte.

Es importante mencionar que durante su destacada trayectoria cinematográfica, Jacqueline Andere alternó con las más importantes figuras del cine mexicano como Ana Luisa Peluffo, Ramón Gay, Elvira Quintana, Miguel Ángel Ferriz, Silvia Pinal, Enrique García Álvarez, Nadia Haro Oliva, Ofelia Montesco, Augusto Benedico, Luis Beristáin, Enrique Rambal, Claudio Brook, José Baviera, Bertha Moss, Lucy Gallardo, Tito Junco, Patricia Morán, Jorge Martínez de Hoyos, Beatriz Aguirre, Luis Aragón, Emir Ángel Dupeyron, Tito Novaro, Alejandro Ciangherotti, Sergio Corona, Sara Guasch, Rosa Furman, Martha Zabaleta, Carlos Bribiesca, José Gálvez, María Elena Marqués, Luis Aragón, Magda Guzmán, Óscar Morelli, María Eugenia Ríos, Sara García, Isabela Corona, Amparo Rivelles, Libertad Lamarque, Enrique Lizalde, Julio Alemán, Isela Vega, Maricruz Olivier, Alma Delia Fuentes, Susana Dosamantes, Helena Rojo, Norma Lazareno, Ofelia Guilmain, Alicia Bonet, Enrique Álvarez Félix, Carmen Montejo, Marga López, Gloria Marín, David Reynoso, Héctor Andremar, Hortensia Santoveña, María Rojo, Mercedes Pascual, Irma Lozano, entre otros.

Más allá de su aportación a la cinematografía nacional, Jacqueline Andere es además una de las máximas protagonistas de obras teatrales en México en las últimas seis décadas, al participar en más de 40 montajes. Asimismo, es la máxima protagonista en la historia de las telenovelas mexicanas con 25 papeles protagónicos, además de 24 antagónicos y 3 como actriz de reparto.

Desde sus inicios en el teatro mexicano Jacqueline Andere ha interpretado a los más reconocidos autores clásicos, modernos y contemporáneos, como William Shakespeare, Lope de Vega, Eugène Ionesco, Bram Stoker, Shelagh Delaney, André Roussin, John Osborne, Michael André, Curzio Malaparte, Rodolfo Usigli, Alejandro Dumas, Tennessee Williams, Pierret Bruno, Ariel Dorfman, Sara Sefchovich, etc.,  y ha sido dirigida por los directores teatrales más prestigiados como Luis Moya, Antonio Passy, Xavier Rojas, Seki Sano, Lew Riley, Ignacio Retes, Joge Landeta, Alfonso Paso, Jorge Luis Ramírez, José Luis Ibáñez, Roberto D’Amico y Miguel Sabido, alternando también con las más grandes figuras legendarias del arte dramático de México.

Estamos frente a la histrionisa más activa del teatro mexicano del último siglo. Ella ha sido comparada y reconocida por los especialistas como la nueva Virginia Fábregas, María Tereza Montoya, María Douglas, Ofelia Guilmain, María Teresa Ribas y Carmen Montejo del teatro mexicano. La crítica teatral la colocó desde sus inicios como una de las promesas de la actuación de México y al día de hoy logró consolidarse como primera figura.

“Jacqueline Andere es mucho más que sólo películas y telenovelas, y es lo que queremos mostrar a las nuevas y viejas generaciones que desconocen el valor de esta enorme actriz, diosa de los escenarios, orgullo de México, orgullo nacional”, añade Ciro Ávila.

Para fines de esta retrospectiva, identificamos tres etapas básicas en la carrera de la actriz:

Etapa 1 – Inicios (1953 / 1966). Participó en más de 20 obras de teatro, cinco filmes y 21 telenovelas.

Etapa 2 – Encumbramiento (1967 / 1997). Participó 11 obras teatrales, 35 filmes (incluidos dos en España) y 19 telenovelas.

Etapa 3 – Consolidación (1998 / Actualidad). Ha participado en 11 obras de teatro, tres filmes y 12 telenovelas.

“Queremos que se resignifique la trayectoria de Jacqueline Andere en el cine nacional, con el fin de darle el lugar que merece dentro del medio artístico mexicano y mostrar a las nuevas generaciones la destacada trayectoria de la actriz, de una dramática genuina, de una histrionisa de los escenarios, por sus enormes éxitos y su trayectoria holística en el arte mexicano, marcando toda una época que abarca desde la etapa final de la Época de Oro del Cine Mexicano y hasta nuestros días”, finalizó Ciro Ávila.