La Comisión Permanente exhortó al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a que, a través del Centro Nacional de Certificación y Acreditación, remita un diagnóstico sobre el estado que guardan los controles de confianza para certificar policías a nivel local, particularmente en los municipios y alcaldías.

El dictamen de la Primera Comisión: Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia, aprobado por la Permanente, precisa que la selección de policías estatales y municipales es fundamental en la disminución de la corrupción y la incidencia delictiva.

Refiere que el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) es   la   instancia   que   sienta   las bases de   coordinación   y   distribución   de competencias, en materia de seguridad pública, entre la Federación, los estados y municipios, bajo la directriz del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

En el examen de control de confianza de los cuerpos policiacos se evalúa la confiabilidad de quienes son sometidos al proceso, debido a que se miden la integridad y probidad personal; la veracidad y honestidad de las declaraciones, la moralidad en el ejercicio, así como la lealtad y la incorruptibilidad.

Las evaluaciones contribuyen a verificar que el personal activo actúe dentro del marco de conducta que dicta la normatividad institucional, y que el personal de nuevo ingreso se apegue a los principios institucionales; derivado de ello, en su caso, se emite la certificación correspondiente.

Resalta que ante el crecimiento de los índices de corrupción e impunidad, la falta de entendimiento entre las autoridades, así como del ambiente de inseguridad y violencia que por años se ha vivido en el país, a iniciativa de diversos gobiernos locales se han adoptado medidas a fin de combatir la delincuencia en permanente coordinación entre órdenes de gobierno.