A fin de garantizar el regreso seguro a clases presenciales y evitar que aumente el número de deserciones, las y los legisladores capitalinos pidieron emitir un protocolo de atención que garantice un regreso seguro de alumnos, personal docente y administrativo a los planteles educativos de la CDMX.

Además, la diputada Lilia María Sarmiento Gómez (PT), presidenta de la Comisión de Educación consideró más a apoyo a los 95 Centros de Atención Múltiple (CAM) y 514 Unidades de Servicio de Apoyo a la Educación Regular (USAER).

Lo anterior, precisó, que esas instancias operativas en la educación especial, garantizan una atención de calidad a la población de alumnos que encuentran barreras para el aprendizaje.

Explicó que a pesar de que los programas de aprendizaje a distancia incluyen un traductor de lenguaje de señas mexicanas, esto no ha sido suficiente.

Aportó que los CAM y USAER atendieron a diez mil 10 mi 367 y 47 mil 399 alumnos respectivamente, con una planta docente de cuatro mil 360 académicos.

Mientras que la diputada María Guadalupe Chavira de la Rosa (MORENA), consideró necesario instaurar planes de acción, programas y lineamientos que garanticen la incorporación con los menores riesgos.

 Sin duda, subrayó, la educación en la CDMX debe seguir reforzándose y actualizándose para alcanzar mejores condiciones de vida y un crecimiento económico que nivele las desigualdades sociales.

Por ello, el Congreso capitalino aprobó el punto de acuerdo para exhortar a la autoridades educativas federales en la CDMX, y a la titular de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, Rosaura Ruiz Gutiérrez, fortalezcan a los CAM y las USAER.

Lo anterior, para contribuir con el proceso  de integración educativa mediante incentivos y programas emergentes en el contexto de la pandemia por Covid- 19.