Principal Política Sinergia para construir un Presupuesto 2019 que beneficie al campo mexicano

Sinergia para construir un Presupuesto 2019 que beneficie al campo mexicano

40
Compartir

En el Foro Nacional “Presupuesto Rural 2019”, diputados, campesinos, académicos e investigadores se pronunciaron por aprobar recursos crecientes al agro y garantizar que lleguen a los pequeños productores de forma transparente, ya que el sector es un motor económico de México que requiere incentivos para superar la descapitalización que sufre.

El presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, diputado Eraclio Rodríguez Gómez (Morena), convocó a hacer una sinergia, para construir un Presupuesto 2019 que beneficie a todos los sectores productivos. “Hay que quitarle los colores partidarios a los surcos y pugnar por un efectivo desarrollo del agro”, propuso.

Al inaugurar el evento, llamó a retomar el rumbo que perdió el campo a causa de la descapitalización, que lo coloca al borde de la quiebra. “Estamos a tiempo de edificar un escenario donde todos ganen, principalmente los pequeños campesinos”, afirmó.

Lo anterior, sin dejar en el desamparo a los productores comerciales, tanto a los que representan hasta el 70 por ciento de la generación de alimentos, como a los grandes que exportan y obtienen cantidades importantes de divisas y generan empleos, afirmó.

Rodríguez Gómez refirió que, antes, los productores llegaban al Recinto Legislativo a caballo y tirando las puertas; ahora, por primera vez, utilizamos el diálogo para ponernos de acuerdo y escuchar a todos, a fin de construir una propuesta presupuestaria conjunta entre los sectores productivo y social, organizaciones campesinas, representantes del gobierno y legisladores.

Destacó el compromiso histórico de los productores agrarios para garantizar alimentos en la mesa de las familias mexicanas, además de fortalecer las relaciones sociales de las comunidades y retomar el rumbo que perdieron.

Gildardo López Tijerina, encargado de la Dirección del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), de la Cámara de Diputados, resaltó la necesidad de aumentar el presupuesto al campo y reasignarlo prioritariamente a proyectos productivos, sin desatender los problemas sociales, que son la vertiente que ha captado el mayor monto de fondos.

Asimismo, recomendó optimizar el uso de recursos, en particular a través del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable (PEC), en el cual participan 16 dependencias federales con 120 programas presupuestarios, cuyas acciones, por no estar vinculadas, propician esfuerzos aislados. Se requiere que se coordinen para que los recursos asignados se gasten de manera racional y transparente.

Explicó que el rubro social capta el 56 por ciento de los recursos del PEC y el productivo el 42.9. Propuso hacer una revisión de estos fondos, para privilegiar los programas productivos.

Refirió que la propuesta del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, perfila aumentar la vertiente de competitividad, para convertirla en el componente de mayor importancia, y elevarla de 15.9 a 28.1 por ciento del total de los fondos.

Apuntó que el CEDRSSA, como órgano de consulta de los legisladores, estará muy atento para examinar los recursos destinados al campo y emitir oportunamente una opinión.

Rodrigo Riestra Piña, presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), propuso fortalecer el presupuesto para el campo, para que sea robusto, incluyente y federalista, de manera que pase de 7 mil 800 millones de pesos (mdp) a 13 mil 300 mdp, en el Anexo 11.1, respecto a los recursos federalizados a estados.

Externó su preocupación porque la propuesta para 2019 es menor en 25 mil millones de pesos, respecto a la de este año, y el Anexo 11.1 no tiene asignación de fondos. Además, prácticamente la totalidad del dinero serían de ejecución directa en las oficinas centrales desde la Ciudad de México.

“Recorta significativamente los programas a la comercialización y plantea dictar las decisiones desde las oficinas centrales, cuando deben ser los productores los que definan las prioridades y estrategias, ya que conocen su potencial y necesidades. El diseño de la política pública debe partir de las regiones hacia el centro y no viceversa”, sostuvo.

Expresó su inquietud por la reducción de recursos a los proyectos de desarrollo del agro, que en 2018 alcanzó el mínimo histórico de los últimos ocho años, afectando, por ejemplo, al PEC, extensionismo, construcción de obras para captar agua y manejo integral de las cuencas. La sanidad es el único rubro que no registra disminución.

Oswaldo Guillermo Chazaro Montalvo, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), consideró un desafío aprobar el Presupuesto 2019, basado en la premisa de garantizar el patrimonio de los productores, otorgar financiamiento y asegurar la transferencia de tecnología para mejorar la productividad y rentabilidad de los pequeños productores. Los recursos deben ser acordes a las necesidades del campo para hacer justicia.

En particular, resaltó la necesidad de apoyar a los pequeños productores pecuarios, quienes se descapitalizaron hace 20 años y no han logrado recuperarse. Refirió que el sector agroalimentario se ha convertido en un pilar del crecimiento económico del país, donde las actividades pecuarias juegan un papel importante, pero requieren más incentivos.

Planteó que se precisa de un seguro ganadero y una reingeniería de las políticas públicas para impulsar el extensionismo, capacitación y transferencia tecnológica. Destacó que la sanidad ha propiciado que el ganado del país esté libre de enfermedades, lo que ha abierto importantes nichos de mercado en el exterior.

José Sergio Barrales Domínguez, rector de la Universidad Autónoma Chapingo (ANACH), apuntó que la asignación de presupuesto al campo debe vincularse al desarrollo social, para ofrecer educación, salud y oportunidades de desarrollo a las comunidades rurales, a fin de “arrancar a los hijos del narcotráfico”, ya que los jóvenes no se interesan en las actividades agrarias, las cuales sólo las realizan las mujeres y personas de la tercera edad.

Señaló la importancia de conocer a dónde realmente se destina el dinero en el agro,porque, pese a que se han entregado muchos recursos, el impacto es menor, debido al alto nivel de inequidad y a la desvinculación que prevalece entre las dependencias públicas, en donde se atomiza el presupuesto, y cuyo objetivo primordial debe ser el aumento del nivel de vida de la población.

Urgió a diseñar modelos crediticios que incluyan a los más pobres; alentar a los emprendedores; producir de forma sustentable, con uso de fertilizantes orgánicos que protejan el medio ambiente; diversificar cultivos; alentar el extensionismo y eliminar el excesivo intermediarismo, a fin de considerar a la actividad agropecuaria como fuente de riqueza verdadera y aprovechar su potencial.

Anuario Luis Herrera Solís, presidente de la Asociación Mexicana de Cafetaleros, pidió el apoyo de los diputados para que el Presupuesto 2019 se reparta con justicia en el norte y sur del país, con transparencia y honestidad, para garantizar que los recursos lleguen a los más pobres, sobre todo a los cafetaleros, convertidos en sinónimo de pobreza.

Sostuvo que el 96 de los productores de café son propietarios de sólo dos hectáreas, de 25 etnias, en 15 estados siembran el aromático en condiciones desiguales; no obstante, cosechan un grano de alta calidad competitivo en el mercado exterior.

Indicó que los cafetaleros requieren mil 500 millones de pesos para el próximo año, a fin de atemperar el impacto climático, la caída en el precio internacional y recuperar los costos de producción.