En lo que va del año, el Sistema de Transporte Colectivo ha logrado la contención de siete personas con ideación suicida, a través del programa institucional Salvemos Vidas.

En los siete casos, la coordinación entre las áreas de Seguridad Institucional, Transportación y elementos policiales asignados a los andenes de arribo para detectar a personas con crisis nerviosas fue fundamental, así como la intervención de la responsable del programa, psicóloga Paola Canela Prado.

El último caso de usuario con ideación suicida se presentó la semana pasada, en Barranca del Muerto Línea 7, donde un usuario, de 31 años, fue detectado por personal de seguridad asignado a los andenes de la estación, llorando y con aparente crisis nerviosa.

La persona manifestó a los policías su intención de arrojarse al paso del tren para terminar con su vida.

Ante la ideación suicida, el personal de seguridad del Metro activó el protocolo del programa Salvemos Vidas y solicitó la intervención de Canela Prado, quien de forma inmediata brindó atención telefónica al usuario y lo estabilizó emocionalmente.

Lamentablemente, en lo que va del año se registran siete casos de personas que se han arrojado al paso de los trenes, de las cuales dos lograron ser rescatadas con vida por elementos de Seguridad Industrial e Higiene del STC y trasladadas a nosocomios.

El STC refrenda su compromiso con las acciones integrales y multidisciplinarias en favor de la integridad de los usuarios.