Si no actuamos con prontitud y eficacia, los daños y la destrucción de los ecosistemas serán devastadores, advirtió el rector de la UNAM, Enrique Graue, al poner en marcha –conjuntamente con el Instituto Tecnológico de Monterrey–, la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, cuyo objetivo es identificar y difundir conocimiento científico y tecnológico para que México acelere el alcance de las Metas en la materia para el 2030, y del Acuerdo de París sobre Cambio Climático.

En compañía del jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; y del rector del TecSalud (del Tec de Monterrey), Guillermo Torre, Graue convocó a universidades, centros de investigación, organismos gubernamentales y a la comunidad científica del país a sumar esfuerzos y herramientas para generar respuestas integradoras y lograr el desarrollo sostenible de nuestra nación.

También, para que la educación que se imparte tenga en la mira los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

“Nos sumamos como instituciones de educación superior a esta Red, conscientes de que somos agentes fundamentales en la formación de nuevos paradigmas y con el ánimo de articular estrategias integrales de investigación y proponer soluciones. En nosotros y en la juventud a la que atendemos están los factores de la transformación hacia un futuro más sostenible”, resaltó.

En el Palacio de Minería expuso que en las últimas décadas se ha hecho notable que vivimos una crisis ambiental derivada de modelos desregulados de crecimiento urbano e industrial, que han propiciado la destrucción de ecosistemas y generado daños.

En 2015, recordó, 150 países del mundo coincidieron en una hoja de ruta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, con metas específicas que reconocen la necesidad de aspirar a una vida sustentable, sin pobreza y con calidad ambiental, como un derecho humano fundamental.

Se busca transitar hacia un modelo de desarrollo que erradique los efectos devastadores de la sobreexplotación de recursos naturales; que propicie sociedades con equidad social, sin pobreza, y con acceso a una nutrición adecuada, a educación de calidad, a servicios universales de salud y a empleos dignos.

“Esta iniciativa global es, en resumen, una aspiración a vivir en armonía con nuestro ambiente y en prosperidad. Para lograrlo, todos debemos involucrarnos: el Estado, la sociedad civil, el sector privado, redes de expertos y, muy particularmente, las instituciones educativas, para que juntos y en colaboración podamos encontrar el futuro que todos deseamos”, destacó el rector.

Las instituciones de educación superior también deben influir en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 para promover, por ejemplo, que la investigación científica y la transferencia de tecnología aporten elementos estratégicos en favor del uso y manejo sustentable de los recursos; para impulsar modelos educativos con una visión de desarrollo sostenible; y para fortalecer la educación de posgrado con un enfoque orientado al bienestar social y al desarrollo sostenible, entre otros.

Ante rectores de universidades públicas y privadas, representantes de la Organización de las Naciones Unidas, de organismos no gubernamentales y de la iniciativa privada, Graue recordó que el año pasado, en Colombia,10instituciones académicas firmaron una carta de intención para el establecimiento de una alianza en torno a esta Red, con base en el Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe (CODS).

Por parte de México se adhirieron el Tec de Monterrey y la UNAM, con el compromiso de expandir la Red a toda la región.

La Red, indicó, enfocará sus esfuerzos para incentivar convocatorias para acceder a fuentes de financiamiento a fin de concretar acciones en seis ámbitos: un banco de proyectos, un laboratorio de ideas, iniciativas para plantear soluciones, trabajo colaborativo en red (networking), la participación y vinculación juvenil, y la promoción de la Agenda 2030 en las universidades.

En la UNAM se ha identificado a expertos y se han formado grupos de trabajo capaces de resolver los múltiples retos que enfrenta la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, tanto en el ámbito de la educación como de la investigación y la extensión de la cultura, y se creó la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad, bajo la coordinación de la Secretaría de Desarrollo Institucional.

En su oportunidad, Alfonso Romo indicó que todos los programas prioritarios del Gobierno de la República buscan abrazar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030, y celebró el esfuerzo de las instituciones educativas en este rubro, pues “si queremos un país con desarrollo sustentable se debe crear esa cultura desde la educación primaria”.

En tanto, el rector del TecSalud, Guillermo Torre, subrayó que la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, impulsada en conjunto con la UNAM, puede ser un pilar para fomentar la equidad y combatir la desigualdad y pobreza en el país. El Tec aportará iniciativas puntuales e innovadoras, recalcó.

Claudia Sheinbaum expresó su entusiasmo porque se invitara al gobierno capitalino a ser parte de esta Red, y dijo que en el proyecto para la ciudad se consideran importantes no sólo los derechos sociales, sino también el acceso al agua y al desarrollo urbano sustentable, entre otros aspectos.

La subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos del gobierno federal, Martha Delgado, dio la bienvenida a esta iniciativa pues se trata de un esfuerzo que suma actores para mejorar las condiciones de quienes viven en rezago. Además, la participación de la academia permitirá elaborar políticas basadas en evidencia y proyectos de mayor alcance.

Finalmente, Jaime Valls Esponda, secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), informó que las 195 instituciones que la conforman han elaborado tres mil 171 proyectos multidisciplinarios para contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, principalmente en los rubros de educación de calidad, salud y bienestar.

En la ceremonia estuvieron también el director de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, Jeffrey Sachs; el secretario General de la UNAM, Leonardo Lomelí; el secretario de Desarrollo Institucional, Alberto Ken Oyama; el coordinador de la Investigación Científica, William Lee Alardín; la directora general de la CONAGUA, Blanca Jiménez; el director general del Instituto Politécnico Nacional, Mario Alberto Rodríguez Casas, así como rectores de diversas universidades, entre otros.