Servir a México y ser generosos, el sueño que todos debemos tener: Javier de la Fuente

Cultura

Recibir el Premio “Doctora Margarita Chorné y Salazar” debe modificar la forma de pensar, hacernos más empáticos, cercanos, reflexivos y revolucionar lo que veníamos haciendo para modernizarnos y adecuarnos a los tiempos, expresó Javier de la Fuente Hernández, titular de la Unidad de Extensión San Miguel de Allende de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad León de la UNAM.

De la Fuente fue distinguido por su reconocida labor en el campo de la odontología y por su contribución relevante en favor de la salud de la población mexicana. Es uno de los galardones al mérito que cada año otorga el Consejo de Salubridad General y que hoy recibió de manos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en ocasión del Día del Médico.

“Este premio representa una enorme responsabilidad, porque se entrega una sola vez al año a una persona de la profesión y por el nombre que lleva, de Margarita Chorné, la primera odontóloga mujer que se graduó a fines del siglo XIX y que representa uno de los momentos más importantes de nuestra profesión en México”, consideró.

Servir a México, precisó, es el sueño que debemos tener y hacerlo en función de lo que nos ha dado. Y externó: “Soy de este grupo privilegiado que ha tenido una educación en la Universidad, y esto me ha permitido lograr muchos de mis objetivos y metas. Pero estarían incompletas si no las trasladara en beneficio de los que menos tienen”.

Destacó que la responsabilidad que tenemos como profesionistas y universitarios, es regresar y estar cercanos a los retos de nuestro país. “Esos problemas son inmensos, no tiene que irse lejos para encontrar la pobreza y la inequidad. En ese sentido la Universidad ha sido muy generosa conmigo y lo único que me corresponde es ser generoso con México y con la sociedad, y decirle gracias por todo lo que me ha dado”.

Año atípico

De la Fuente estimó que el 2020 es un año totalmente atípico, durante el cual hemos confrontado una pandemia que afecta la vida en materia de salud, economía y sociedad, y ha puesto en perspectiva los desequilibrios que tenemos como país.

“La primera línea de médicos, enfermeras, trabajadores sociales y todo el gremio médico representan uno de los grandes valores en este momento. El principal problema sería colapsarnos como sociedad”, acotó.

En este sentido fue enfático al decir: “Creo que la pandemia debe sacar lo mejor que tenemos como sociedad para hacerla más equitativa, igualitaria, empática, tolerante y solidaria. Debemos dejar a un lado la desconfianza, la intolerancia y la soberbia, y salir de esta pandemia enriquecidos como país, como sociedad y como individuos.

Si no aprovechamos estos momentos y espacios de angustia e incertidumbre para sacar algo positivo, habremos no solo perdido vidas, sino habremos perdido como país”.