Principal Deporte Senegal repite patrones del año 2002

Senegal repite patrones del año 2002

65
Compartir

En 2002, liderado por jugadores como Aliou Cissé, El Hadji Diouf, Omar Daf o Papa Bouba Diop, Senegal vivió un año excepcional. Los Leones de la Teranga alcanzaron la final de la Copa Africana de Naciones y luego disputaron la primera Copa Mundial de la FIFA de su historia, con un reto colosal en su primer partido: enfrentarse a los campeones mundiales de Francia.

Contra todo pronóstico, los senegaleses ganaron e iniciaron una magnífica epopeya que llegó hasta los cuartos de final. Senegal terminó 2002 en la 27ª posición de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola; lo nunca visto hasta entonces.

Han pasado 18 años, y Senegal ha atravesado momentos difíciles en ese intervalo. Pero los Leones de la Teranga se han reconstruido y han regresado al primer plano. Por lo demás, encontramos muchas similitudes entre el equipo mítico de 2002 y el que actualmente es la mejor selección de África en el ránking FIFA.

Cissé, el nexo de unión

En 2002, el capitán de Senegal era el jugador del Montpellier Aliou Cissé. El entonces defensa de 26 años ayudó a sus compañeros a vivir un año sensacional. A sus 43 años, Cissé es el seleccionador de los Leones de la Teranga desde 2015. Al frente del equipo, ostenta un sólido balance de un 61,8% de victorias. En 55 partidos, ha visto cómo sus hombres se imponían en 34 ocasiones, frente a 14 empates y apenas 7 derrotas.

Dos participaciones, dos emociones

En Corea/Japón 2002, Senegal cautivó al mundo con su primera participación. Sin embargo, tras la épica actuación de su debut, se perdió las tres ediciones siguientes. 2018 iba a ser el año del gran regreso.

Los senegaleses se clasificaron para el segundo Mundial de su historia y firmaron una actuación digna en Rusia. Vencieron a la Polonia de Robert Lewandowski antes de empatar contra Japón y de perder por la mínima frente a Colombia. Sin embargo, Senegal cayó eliminada debido a una mayor cantidad de tarjetas amarillas que las que vieron los japoneses, pero dejaron su huella en el campeonato, tanto en el terreno de juego como en las gradas.

Subcampeones de África

En 15 participaciones en la Copa Africana de Naciones, Senegal no ostenta ningún título y solamente ha llegado dos veces a la final. Pero no es casualidad que esas dos veces coincidan con las dos edades de oro de su fútbol. La primera final la perdió en 2002, en la tanda de penales ante Camerún; y la segunda en 2019, cuando los senegaleses cayeron por la mínima frente a Argelia.

Unos Reyes Leones bien escoltados

Como en 2002, la selección de hoy se articula en torno a algunos jugadores emblemáticos. Hace 18 años, Habib Beye, Papa Bouba Diop y Khalilou Fadiga rodeaban a la estrella del equipo: El Hadji Diouf.

Actualmente, el imponente defensa del Nápoles Kalidou Koulibaly, el centrocampista del París Saint-Germain Idrissa Gueye y los delanteros Keita Baldé y M’Baye Niang son los perfectos lugartenientes de Sadio Mané, quien fue elegido recientemente Jugador Africano del Año 2019 –Diouf también lo fue en dos ocasiones– tras haber ganado la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes con el Liverpool; y que constituye la punta de lanza por excelencia de los Leones.

En su mejor momento

Hasta ahora, la mejor clasificación de Senegal era la 27ª plaza que ocupó en la jerarquía mundial de 2002. Tras haber caído a la 89ª posición en 2009, los senegaleses se fueron recuperando poco a poco. En 2017 y 2018, terminaron en el puesto 23º. Y recientemente, tras la final perdida en la Copa Africana de Naciones, se auparon al 20º lugar, el mejor que han ocupado en su historia. Un puesto que los Leones de la Teranga supieron conservar hasta el final del año 2019, y que les sitúa por encima de todas las demás selecciones africanas.