*Morena y aliados la rechazaron en Cámara de diputados

Javier Divany Bárcenas

El senador Jorge Carlos Ramírez Marín presentará una iniciativa para eliminar los impuestos a los productos para la atención y el cuidado de la menstruación, que traerá un ahorro a cada mujer mexicana, pues anualmente cada una destinan ocho mil pesos a la compra de estos artículos.

El vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado anuncio que presentará una iniciativa para eliminar el IVA a estos artículos y reducir la brecha de desigualdad, pues el impuesto es inequitativo y discriminatorio, ya que se trata de productos de primera necesidad.

“Tener una estrategia para hacer más accesibles estos productos beneficiará a los hogares de todo el país”, dijo el legislador.

La iniciativa busca retirar el IVA a productos de higiene femenina para que más mujeres tengan acceso a ellos, contribuir en la economía de las familias y reducir la brecha de desigualdad y discriminación.

Dicha propuesta que fue rechazada en la Cámara de Diputados, luego de que el partido mayoritario, Morena, se pronunció en su contra, hoy la retoma en el senador priista Jorge Carlos Ramírez.

“Retomaré esta iniciativa en el Senado, porque increíblemente la mayoría de Morena la rechazó bajo el pretexto de que causaba un hueco en las finanzas públicas. ¿Por qué no incluir en la canasta básica estos productos que son indispensables para las mujeres?”, cuestionó el senador por Yucatán.

Ramírez Marín explicó que la petición es incluirlo en la canasta básica para que tenga un precio protegido y se elimine el IVA.

A través de Facebook, Ramírez Marín hizo hincapié en la marcada diferencia entre el costo de productos para hombres y mujeres, toda vez que los artículos femeninos llegan a tener un precio 30 por ciento más elevado.

Apuntó que debido a la falta de atención en la materia y, en muchos casos, a la escasez de recursos para adquirir toallas femeninas, tampones y pastillas para controlar cólicos menstruales, la vida de las mujeres sufre repercusiones.

“Una investigación en África, que no se da exclusivo en ese continente, demuestra cuántos días de escuela se pierden las niñas porque en su casa no se tiene dinero para alcanzar a comprar estos productos. Las niñas pierden cada mes en promedio cuatro días, solamente porque no tienen dinero para comprar los productos necesarios”, informó el senador.