El senador por el Partido Verde Ecologista de México, PVEM, Raúl Bolaños-Cacho Cué, propuso impulsar la participación de las mujeres en diversas actividades y toma de decisiones del sector ambiental debido a que la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres, representa una condición necesaria para el desarrollo sustentable del país.

Bolaños Cacho aseguró que no es posible lograr el desarrollo sustentable mientras las mujeres se mantengan al margen de la toma de decisiones y vean limitado su acceso al uso y control de los recursos naturales, así como a los beneficios consecuentes.

La gestión ambiental con equidad de género, dijo, significa poner en marcha políticas y programas de manejo adecuado de los recursos naturales que incluyan de manera explícita las necesidades, prioridades y opiniones de ambos géneros

El legislador hizo notar que a pesar de que el porcentaje de mujeres es ligeramente mayor al de los hombres, se observa un rezago o brecha de participación de las mujeres en los diversos aspectos socioeconómicos.

En los aspectos laborales, señaló que la tasa de participación económica de la población de 15 años o más es de 44.89 por ciento de las mujeres y 77.07, de los hombres, por lo que la brecha es de 32.19 por ciento.

Respecto del ingreso promedio por hora trabajada de la población ocupada de 15 años o más, precisó que es de 39.38 por ciento de las mujeres y 39.88 por ciento de los hombres, por lo que la brecha es de 0.5 por ciento.

Por otro lado, advirtió que en los puestos de toma de decisiones la distribución de juezas, jueces, magistradas y magistrados en los Juzgados y Tribunales Superiores de Justicia estatales es de 38.94 por ciento de mujeres y 61.06 por ciento de hombres. La brecha es de 22.13 por ciento.

En tanto, la distribución de las presidencias municipales es de 14.1 por ciento mujeres y 85.9 por ciento hombres, por lo que la brecha es de 71.8 por ciento. • La distribución de regidoras y regidores de los gobiernos municipales es de 35.1 por ciento mujeres y 64.9 por ciento hombres, por lo que la brecha es de 29.8 por ciento, subrayó.

Por tal motivo, dijo, es fundamental reconocer e involucrar a las mujeres como agentes de desarrollo local; potencializar sus habilidades y recursos, en lo individual y en grupos; fortalecer su participación en las instituciones y organizaciones sociales; e incorporar el tema género en los cursos de capacitación a promotores ambientales y usuarios de los recursos.

Para ello, indicó que la iniciativa plantea establecer que la federación, estados y municipios, respectivamente, promuevan la participación de las mujeres, pueblos indígenas y los grupos vulnerables, en materia ambiental.

Especificar la participación de las mujeres en la elaboración de los programas de preservación y restauración del equilibrio ecológico y la protección al ambiente., así como promover la igualdad de género en la distribución de costos y beneficios asociados a los instrumentos económicos para el cumplimiento de los objetivos de la política ambiental.

Aunado a ello, establece que las autoridades podrán celebrar convenios con organizaciones de mujeres para promover programas en materia de investigación y educación ecológicas e incorporar la participación de organizaciones de mujeres en la integración del Consejo Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Es fundamental que se promueva de manera decisiva, la participación explícita de las mujeres en la política y toma de decisiones en materia ambiental, para que tengan acceso a los apoyos y beneficios que generan las actividades de manejo y conservación de los recursos naturales, concluyó el legislador.

La iniciativa que reforma la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, fue enviada a las comisiones unidas de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático y la de Estudios Legislativos, Segunda.