Senado aprueba reformas para garantizar Derechos laborales de elementos policiales

Política
  • Legisladores coinciden que el objetivo es dignificar labores de quienes integran las instituciones de seguridad pública. 

Por unanimidad, el Pleno del Senado de la República aprobó un dictamen que reforma diversos artículos de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a fin de consolidar los derechos laborales y de seguridad social de los elementos policiales en México.

El documento, avalado con 76 votos y enviado a la Cámara de Diputados, precisa que el Consejo Nacional de Seguridad Pública tendrá la atribución de implementar políticas en materia de derechos humanos y laborales, a favor de los integrantes de las instituciones policiales, conforme a lo ordenado por la Constitución Política.

También enlista los mecanismos de promoción, respeto, protección y ejercicio de los derechos de quienes integran dichas instituciones de seguridad, entre los que se encuentran:

Que reciban un trato digno y respetuoso de sus superiores jerárquicos, iguales o subalternos; percibir una remuneración y prestaciones de carácter laboral y económico de acuerdo con las funciones que desempeñen; además de gozar de prestaciones y servicios en materia de seguridad social.

La reforma plantea que estos elementos puedan recibir atención médica oportuna, sin costo alguno, cuando resulten lesionados en el cumplimiento de su deber y puedan ser atendidos en alguna institución de salud cercana en casos de extrema urgencia o gravedad.

El dictamen añade que las y los policías también sean sujetos de promociones, ascensos o reconocimientos cuando sus conductas y desempeño sean meritorios.

Estipula que los elementos de seguridad pública puedan recibir uniformes y demás equipo sin costo alguno, al igual que asesoría y defensa jurídica de las instituciones a las que pertenezcan, cuando al actuar con apego a la ley tengan una acusación, denuncia o querella en su contra.

El proyecto agrega que también asistan y participen en cursos de capacitación, actualización, profesionalización y especialización.

La presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos Primera, Mayuli Latifa Martínez Simón, subrayó que las modificaciones representan un cambio de paradigma que garantiza el respeto de los derechos laborales y la seguridad social de los elementos policiales en México, “pero si las entidades federativas no llevan a cabo las adecuaciones necesarias, no podremos dar pasos adelante en la materia”.

A nombre de la Comisión de Seguridad Pública, el senador Omar Holguín Franco, de Morena, dijo que las modificaciones están encaminadas a dignificar la labor de los integrantes de las instituciones policiales y la actividad que realizan, “misma que no ha sido valorada en toda su cabalidad durante mucho tiempo”.

La senadora Guadalupe Covarrubias Cervantes, de Morena, destacó que esta propuesta sienta las bases para una transformación profunda en el modelo policial, pues se reconoce la labor de manera contundente de aquellos que asumen la difícil tarea de proteger a la ciudadanía.

Por Acción Nacional, la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge indicó que el dictamen atiende un asunto urgente del Estado mexicano, como es el problema de la violencia que se ha extendido por todo el país y “que hunde a la ciudadanía en un espiral incontenible de miedo, terror y dolor”.

A nombre de Movimiento Ciudadano, la senadora Patricia Mercado opinó que más allá de los beneficios de la reforma, se debe aumentar paulatinamente el salario de los policías y fortalecer la investigación de los delitos, con una visión de seguridad ciudadana que promueva la cultura de paz.

La senadora Claudia Edith Anaya Mota, del PRI, expresó que “hoy día, nadie quiere ser policía municipal”, ya que las vidas de los elementos del orden y de sus familias están “en riesgo” por las condiciones en las que laboran; por tanto, dijo que las prestaciones que se aprueban con esta enmienda son condiciones mínimas y básicas para que más gente quiera unirse a los cuerpos de seguridad.

Del PT, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre consideró que no se puede concebir una estrategia de contención de la inseguridad, sin que se asuma la responsabilidad de cuidar a los elementos de las corporaciones policiacas, “y este dictamen se centra en uno de los temas medulares, que es la dignificación, humanización y mejoramiento de las condiciones laborales de las policías”.

En su oportunidad, el senador Emilio Álvarez Icaza Longoria, del Grupo Plural, dijo que es vital que el Estado mexicano “cuide a quien nos cuida” y que reduzca la deuda que se tiene con los cuerpos civiles de seguridad. Por ello, “celebro que el Senado de la República decida mandar un mensaje para cuidar las prestaciones de la policía”.

Posteriormente, la Asamblea no aceptó una reserva que presentó el senador del PRD, Miguel Ángel Mancera Espinosa, para reformar el artículo 39 Bis de dictamen, mientras que la senadora Jesús Lucía Trasviña Waldenrath, de Morena, retiró una reserva que buscaba modificar la fracción octava del artículo 39 Bis.

Por tal motivo, con 51 votos a favor, 27 en contra y tres abstenciones, el documento fue aprobado en lo particular, y el artículo 39 Bis de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, quedó aprobado en los términos del dictamen.